Detenido el propietario del terreno donde se sitúa el vertedero ilegal de Valdemingómez

Desde el año 2013 tiene expedientes sancionadores de la Comunidad de Madrid que superan los 300.000 euros

madrid

| 21.07.2015 - 12:21 h
REDACCIÓN

Agentes del Servicio para la Protección de la Naturaleza (Seprona) detuvieron en la mañana de ayer lunes a J.J.E.C , varón de 53 años propietario del terreno donde se sitúa el vertedero ilegal de Valdemingómez, acusado de un presunto delito contra los recursos de la naturaleza y el medio ambiente, según ha informado la Guardia Civil.El detenido ya ha sido puesto a disposición judicial. Llegó a afirmar a la prensa semanas atrás que no habían tomado medidas legales contra él "ni las van a tomar".

Desde el año 2013 agentes de la Guardia Civil y de la Policía Municipal de Madrid han intervenido en más de 50 ocasiones por vertidos incontrolados realizados por esta persona, constándole diferentes expedientes sancionadores de la Comunidad de Madrid que superan los 300.000 euros.

Por cada transportista que vertía residuos en su parcela, el detenido cobraba de media 20 euros por contenedor. Posteriormente, y una vez llena dicha parcela, los sacaba vertiéndolos ilegalmente en el macrovertedero. Según el volumen adquirido se estima que haya podido obtener un beneficio del mismo que supere el millón de euros.

INCENDIO DURANTE 20 DIAS

El incendio producido en el vertedero ilegal del Camino de la Leña comenzó el 27 de junio y se prolongó durante 20 días. Produjo una extensa nube de humo en la zona y numerosas quejas, tanto de vecinos como de los ayuntamientos de Rivas Vaciamadrid y Madrid, ante molestias que estaba causando por la mala calidad del aire.

Las mediciones realizadas por el Samur, dependiente del Ayuntamiento de Madrid, constataron que a raíz del incendio se generaron gases contaminantes que en la zona del vertedero y en momentos puntuales y concretos presentaban elevada toxicidad. En las zonas urbanas en ningún momento se generó peligro alguno para la población.

Durante los días que se tardó en extinguir el incendio se han realizado inspecciones oculares de la zona, recogiendo numerosas muestras que evidenciaban que en el interior no sólo existían residuos inertes, como ladrillos, hormigón, tierra, sino que también albergaban residuos que al arder son tóxicos y algunos puntualmente peligrosos, informa la Guardia Civil.

"MACROVERTEDERO ILEGAL E INCONTROLADO"

Este Cuerpo habla de "macrovertedero ilegal e incontrolado" que almacenaba entre los residuos inertes "grandes cantidades de plásticos, neumáticos, fundas de cableados, envases, telas asfálticas, fibrocemento e incluso dos bombonas de butano sin ninguna precaución". Además "carecía de las medidas elementales preventivas, como la impermeabilización de su fondo, cerramiento perimetral, clasificación de residuos y sistema de recogida de lixiviados".

La Guardia Civil añade que el detenido propició "una situación de peligro que puede afectar gravemente a los recursos naturales y medio ambiente teniendo en cuenta además que este paraje se encuentra dentro del Parque Regional del Sureste de Madrid".