Detenido el presunto autor de la puñalada a un joven en Legazpi el pasado día 7

madrid

| 16.11.2010 - 20:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a tres personas más en relación con la agresión que sufrió el pasado día 7 en el Metro de Legazpi un joven por ser de ideología contraria a los agresores, entre ellos el presunto autor material de la puñalada que recibió la víctima. Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, en los últimos días han sido detenidos tres jóvenes, uno menor de edad, en relación con la citada agresión, entre ellos el presunto autor material de la puñalada que recibió la víctima, que resultó herida leve. Estos tres detenidos son de ideología "ultra" y se suman al menor que había sido arrestado en las cercanías del lugar de los hechos en las horas siguientes a la agresión.

La Jefatura ha relatado que los hechos ocurrieron el pasado día 7 sobre las 00.15 horas cuando coincidieron en el Metro de Legazpi dos grupos de personas, uno de ideología "ultra" y otro "antisistema", cada uno de los cuales estaba integrado por cinco o seis jóvenes que iniciaron una pelea que acabó con un apuñalado del segundo grupo.

Tras ser avisados de la pelea, los agentes recabaron datos entre varios testigos y acabaron localizando en los alrededores a un menor de edad que había participado en el altercado.

Cinco días después fue detenido un segundo joven, mayo de edad, y ayer lunes fueron arrestados el joven que supuestamente asestó la puñalada a la víctima, D.L.R., mayor de edad, y un menor que le acompañaba y que también está acusado de participar en la pelea.

Los dos menores de edad han sido puestos a disposición de la Fiscalía mientras que los dos mayores han pasado a disposición judicial.

Testigos de los hechos declararon ante la Policía que el joven herido vestía ropa característica de la extrema izquierda mientras que los agresores eran de ultraderecha, lo que motivó la pelea.