Detenidas cuatro personas por destrozos y amenazas a la alcaldesa de Villalba

En relación con el precinto, el pasado sábado, del Centro Social Okupado y Autogestionado La Fábrika

Mariola Vargas

madrid

| 26.04.2017 - 11:11 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, ha informado de que cuatro personas han sido detenidas por destrozos del mobiliario público y por amenazarle en relación con el precinto, el pasado sábado, del Centro Social Okupado y Autogestionado La Fábrika.

Vargas ha explicado a la prensa que la detención fue llevada a cabo por la Policía Local tras comprobar como "destrozaban parquímetros" y expresaban "amenazas" contra su persona en relación al desalojo del pasado sábado.

"TOLERANCIA CERO CON LA OCUPACIÓN"

Asimismo, la alcaldesa ha expresado su "tolerancia cero contra la ocupación" y ha añadido que el precinto se ha llevado a cabo por "poner en riesgo la integridad física de las personas que se reunían en ese local". "Tienen que pedir un local como el resto de las personas", ha apostillado.

Esta noticia se produce tras conocerse la víspera que el Ayuntamiento de Collado Villalba interpuso una denuncia ante la Guardia Civil por las "graves amenazas y coacciones" tras precintar el sábado el denominado Centro Social Okupado y Autogestionado La Fábrika, en la antigua discoteca Testa, situada en la vía de servicio de la A-6.

En la denuncia, el Ayuntamiento hace constar que se ha producido un "quebrantamiento del precinto", por lo que se ha dado traslado al ministerio fiscal por las posibles responsabilidades penales, explica el Consistorio en un comunicado.

CESE INMEDIATO DE LA ACTIVIDAD

El informe jurídico de lo servicios municipales del Área de Urbanismo, con fecha 1 de marzo de 2017, resolvía "el cese inmediato de la actividad que se ejerce en la finca de referencia" y ordena "a la propiedad cuantas medidas sean necesarias para hacer efectiva dicha orden".

Los servicios técnicos municipales, tanto del área de Urbanismo como el de Sanidad, certifican que la instalación supone un "grave riesgo de seguridad" para los ocupantes e incumple la normativa vigente, "por lo cual no existe ninguna garantía que el inmueble sea seguro para el desarrollo de actividades, ni para su uso en las condiciones determinadas por el Código Técnico de la Edificación".

El informe técnico se refiere a "escaleras en mal estado sin elementos de protección, falsos techos desprendidos y con elementos colgados, muros con ondulaciones y huecos abiertos", entre otras irregularidades.

Además se especifica que "los espacios libres de parcela y los accesos y desvíos entre edificaciones tampoco ofrecen la seguridad necesaria, dado que existen cables, huecos, conexiones, elementos vegetales y otros obstáculos, que pueden suponer un grave peligro para la seguridad personal".