Detenida una mujer en Madrid tras dar a luz en su casa y arrojar al bebé por la ventana

Dos policías nacionales consiguieron salvar la vida del pequeño

La madre de la mujer no sabía que estaba embarazada

madrid

| 27.12.2013 - 11:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La mujer que arrojó por la ventana a su hija recién nacida en Nochebuena ha sido detenida, acusada de un delito de tentativa de homicidio, mientras que su bebé permanece hospitalizada "en estado muy grave pero estable", han informado fuentes de la Policía Nacional. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado 24 de diciembre cuando una mujer dio a luz en su vivienda y, una vez que cortó el cordón umbilical, lo tiró por la ventana. Instantes después avisó a sus padres para que la llevaran al hospital porque sufría una fuerte hemorragia. Sus progenitores desconocían que había estado embarazada.

Posteriormente, sobre las 8.30 horas cuando la abuela del recién nacido acudió a la cocina del inmueble y, al mirar por la ventana, observó como en el patio había un bebé. Rápidamente salió a recogerlo y avisó a los servicios de emergencia.

La bebé pasó más de dos horas a la intemperie, "desde las cinco y media de la madrugada", según las fuentes policiales, hasta que la madre de la detenida la encontró, alrededor de las ocho de la mañana, en el patio interior de su vivienda, en la calle Valderrobres del barrio madrileño de Canillejas.

El parto habría tenido lugar al margen de toda la familia en la noche del día 24 de diciembre en el interior del domicilio donde residía la detenida, Sonia F., de 35 años y nacionalidad española, con sus padres, tres hermanos y otros dos hijos suyos.

Tras el parto, la detenida arrojó al bebé al patio comunitario de la vivienda, lo que supuso una caída de "unos dos metros y medio", ha indicado Chamorro.

"No escuchamos nada, creo que incluso se aguantó las convulsiones", ha revelado Tomasa R., la madre de la detenida, quien también ha explicado que no se percató hasta las ocho de la mañana de que había un bebé en el patio.

La abuela de la recién nacida ha admitido que a mitad de noche se despertó "sobresaltada" tras escuchar "algo similar al llanto de un recién nacido", pero que no fue hasta más de las ocho de la mañana cuando, "al salir al tendedero a por ropa", encontró a la bebé "desnuda" en el patio.

En ese momento la mujer recogió a la recién nacida y la introdujo en la vivienda para "arroparla y rápidamente llamar a los servicios de emergencias", como ha confirmado Tomasa.

La llamada fue recibida sobre las ocho y media de la mañana, según ha explicado Chamorro que, al llegar a la vivienda junto con otros compañeros, tuvo que practicarle "un masaje torácico" a la recién nacida para mantenerla con vida hasta que llegaran los efectivos sanitarios.

Chamorro ha destacado a los medios que los efectivos sanitarios del SUMMA se personaron "bastante rápido en el lugar", algo que posibilitó que la bebé se mantuviera con vida, lo que el policía señaló como "un milagro", ya que las horas que pasó en la calle son las más frías en esta época del año.

Cuando llegó la Policía la detenida, que decía haber sufrido una hemorragia, ya no se encontraba en el hogar familiar puesto que había sido trasladada al Hospital dos horas antes por su padre, ha explicado el policía.

La madre de la detenida ha explicado a Efe que ella "no sabía que su hija estuviera embarazada", aunque el padre, Expedito F., ha admitido que "lo sospechaba" desde el verano.

Sin embargo, vecinos del barrio, que no han querido dar su nombre, han señalado que "sí que se notaba que estaba embarazada", aunque Sonia "siempre lo ocultaba diciendo que eran gases o retención de líquidos".

La detenida residía en el domicilio familiar junto con otros dos hijos suyos: un niño de ocho años y una niña de cinco que, según han confirmado sus abuelos, "era del mismo padre" que la bebé que encontraron en el patio comunitario.

"Me siento muy afortunado de que todo haya salido bien", ha explicado el policía al señalar que la niña fue trasladada con vida al hospital, aunque se ha mostrado prudente ante "la evolución de la niña".