Detenida una empresaria en Brunete por explotar a 44 trabajadores en talleres textiles

La mayoría chinos y más de la mitad sin contrato

madrid

| 11.12.2013 - 10:52 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a una empresaria textil que hacinaba en dos talleres de Brunete a 44 trabajadores, la mayoría chinos y más de la mitad sin contrato, y a los que alquilaba habitaciones para dormir en la parte superior de uno de sus establecimientos.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha informado de que la arrestada, de 58 años y nacionalidad española, podría enfrentarse a una sanción de 150.000 euros por un delito contra los derechos de los trabajadores, ya que de los 44 empleados solo 17 estaban contratados y dados de alta en la Seguridad Social.

La Policía ha calificado las condiciones laborales como "lamentables" y ha considerado que, además, el "negocio" de la arrestada era "pleno" al aprovechar la parte superior de uno de los talleres como hostal para alquilar las habitaciones a sus trabajadores.

TALLERES UBICADOS EN GARAJES

Las investigaciones comenzaron hace dos meses cuando la Policía Local de Brunete informó de la existencia de dos talleres dedicados a la confección textil que se ubicaban en garajes y carecían de los permisos necesarios.

Además existía la sospecha de que varios ciudadanos extranjeros podían estar siendo explotados laboralmente en eso lugares.

Tras varias investigaciones, se descubrió que numerosas personas de origen marroquí, rumano y chino accedían a los garajes por una puerta.

Los agentes también observaron que los ciudadanos chinos, la mayoría de los presuntamente explotados, apenas salían a la calle puesto que permanecían en la parte superior de uno de los talleres.

Finalmente los agentes entraron en los dos talleres y hallaron allí a 44 personas "en pésimas condiciones", junto con máquinas de coser, centros de planchado y cantidades "ingentes" de telas preparadas y cortadas para su confección de conocidas marcas comerciales.