Detenida en Leganés una mujer que iba a tirar a su bebé por la ventana

Mantuvo al bebé, de nueve meses, suspendido en el aire repetidas veces, mientras le cantaba nanas

madrid

| 21.09.2012 - 08:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad madrileña de Leganés a Silvia P.A., de 32 años, como presunta autora de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. La mujer mantuvo al bebé de nueve meses suspendido en el aire repetidas veces, sujeto sólo por las manos, mientras le cantaba nanas. La rápida intervención de los agentes, que derribaron la puerta de la vivienda para acceder a su interior, evitó la tragedia.

Todo comenzó cuando una vecina del municipio llamó al 091, manifestando que desde su domicilio había visto como una mujer sacaba a un niño de corta de edad por la ventana de un tercer piso y no paraba de zarandearlo bruscamente suspendido en el aire. Al instante, varias dotaciones policiales acudieron a la dirección facilitada.

Una vez localizada la vivienda, los agentes oyeron los llantos de un menor y acto seguido la madre del bebé comenzó a arrojarles por la ventana del domicilio numerosos objetos y a proferirles insultos. Cuando los policías trataron de acceder al piso, la mujer se negó reiteradamente a abrirles la puerta.

A pesar de la presencia policial, la mujer no depuso su actitud, y continuó sacando al bebé por la ventana sujeto sólo por sus manos mientras lo zarandeaba violentamente. Además, amenazó a los agentes con dejarlo caer "si eso es lo que querían ver" y repetía "mira, mira lo que hago", a la vez que tarareaba nanas, según han precisado fuentes policiales.

La Policía explica que ante el evidente peligro que corría la vida del menor, tomaron la determinación de derribar la puerta y lograron arrebatar la criatura de las manos de su madre para ponerla a salvo. Tras la detención, Silvia P.A. fue atendida por los servicios sanitarios que determinaron su traslado a la unidad psiquiátrica de un centro hospitalario.