Desmantelan una fábrica clandestina con 1,6 millones de falsificaciones

madrid

| 13.12.2012 - 12:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una fábrica clandestina que albergaba más de 1.600.000 efectos falsificados y que contenía habitáculos utilizados como infraviviendas para los empleados, que estaban encerrados en situación de esclavitud, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Sus empleados elaboraban copias exactas de pilas, DVD y mecheros de conocidas marcas que podrían haberles reportado un beneficio superior a los dos millones de euros. A los habitáculos que se usaban de infraviviendas se accedía desde una nave colindante a través de una puerta escondida tras unas estanterías estratégicamente colocadas.

Esta puerta era la única vía de acceso y sólo se podía abrir desde el exterior, para de este modo mantener a los empleados encerrados y en situación de esclavitud. Como resultado de la operación se ha detenido al jefe de la organización, el cual se dedicaba a la importación y exportación a gran escala de productos de marcas de reconocido prestigio.

Las primeras pesquisas tuvieron lugar a raíz de una primera intervención de 400.000 efectos en dos naves sitas en Alcalá de Henares (Madrid). Tras proseguir con las investigaciones, los agentes averiguaron que la organización continuaba su actividad ilícita en un municipio del Corredor del Henares.

Por todo ello, se inició un dispositivo que dio como resultado la localización de estas cuatro naves donde se hallaron miles de pilas, mecheros, DVD y sus correspondientes embalajes para emular a conocidas marcas. Además, se incautaron seis máquinas traídas específicamente de China para la fabricación de falsificaciones y más de 80.000 euros en efectivo.

De forma paralela, en el marco de este operativo los investigadores tuvieron conocimiento de que las naves previamente precintadas en Alcalá de Henares habían sido desvalijadas por otro grupo de delincuentes. Las pesquisas permitieron recuperar más de 250.000 efectos falsificados que habían sido sustraídos de esas dos naves selladas por la autoridad judicial.

Por estos hechos, se procedió a la detención de tres personas, quienes habían empleado empresas de transporte de logística para llevarse los objetos sin levantar sospechas y al objeto de remitirlos a un almacén clandestino de una localidad de Albacete. Los detenidos buscaban borrar la pista de los efectos y dejar que se enfriasen para posteriormente darles salida en Navidad. La operación ha sido realizada por el Grupo XXIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.