Desmantelan un grupo que robaba coches en Toledo y Madrid con cinco detenidos

Premios Tiflos de Periodismo (Archivo)

madrid

| 30.05.2014 - Actualizado: 13:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo organizado, especializado en el robo y despiece de vehículos de la marca Seat, que operaba en el este de la provincia de Toledo y en la zona suroeste de la Comunidad de Madrid, en una operación en la que ha habido cinco detenidos.

La actuación, que se ha denominado operación "Verderón", ha permitido la detención de cinco hombres de nacionalidad española y la recuperación de diez vehículos y de gran cantidad de piezas de automóviles en dos talleres en los que operaba el grupo, según ha informado hoy en una nota de prensa el Ministerio del Interior.

A los detenidos se les imputan los delitos de sustracción de vehículo, falsedad documental, estafa y receptación.

La operación, que ha sido desarrollada por agentes del puesto de la Guardia Civil de Nalvalcarnero (Madrid) con la colaboración de guardias civiles del puesto de Valmojado (Toledo), se inició cuando se detectó un incremento de denuncias en la zona por el robo de vehículos de la marca Seat, en especial de los modelos León e Ibiza.

Los robos se localizaban en las localidades madrileñas de Navalcarnero, Sevilla la Nueva, Móstoles y Alcorcón y en los municipios toledanos de Valmojado, Ventas de Retamosa y Camarena.

Las primeras hipótesis de los investigadores apuntaron a que tras los robos podía haber un grupo organizado, ya que todos presentaban un patrón común.

Tras seleccionar el vehículo, los integrantes especializados en anular las centralitas procedían al robo y traslado de los mismos a un taller clandestino, que fue localizado en Navalcarnero.

En este taller eran despiezados inmediatamente para vender los componentes mecánicos, por medio de anuncios en Internet o llevándolos a talleres legales.

Tenían también forma de actuar, que consistía en montar las piezas robadas sobre vehículos dados de baja, los cuales se ponían a la venta en connivencia con un taller mecánico de Ventas de Retamosa, tras haber "maquillado" las piezas más sensibles.

Las investigaciones permitieron identificar y detener a los cinco integrantes del grupo, entre ellos el presunto cabecilla, que tiene amplios conocimientos en el robo de vehículos y en cuyo domicilio ha sido encontrado un sofisticado sistema para anular los inmovilizadores del sistema de arranque.

A su vez, en el taller clandestino de Navalcarnero y en el taller de Ventas de Retamosa se han localizado gran cantidad de piezas de coches, material electrónico, tres vehículos sustraídos, cinco centralitas de automóvil, documentación falsificada, incluso un sello de ITV que previamente habían sustraído, equipos de radio-CD, y dinero en efectivo.

Asimismo, en el marco de la operación han sido recuperados otros siete vehículos que habían sustraído.