Desmantelado un laboratorio que procesaba cocaína en Fresno del Torote

Cocaína

madrid

| 22.02.2012 - 11:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Policía Nacional ha desmantelado un laboratorio clandestino de procesamiento de clorhidrato de cocaína en la pedanía de Serracines, en el municipio madrileño de Fresno del Torote, donde se trataba la pasta base que era introducida en España oculta en patas de mesas de madera. En la operación, han sido detenidas tres personas y se han intervenido más de 70 kilos de clorhidrato de cocaína, 700 kilos de sustancias químicas, instrumental de laboratorio y 90.000 euros en efectivo, según una nota de la Policía Nacional.

La pasta base era introducida en España en patas de madera de mesas de salón a las que se habían practicado una oquedad para camuflar la materia prima. Los arrestados, de origen colombiano, habían instalado el laboratorio en un chalet, ubicado en una parcela rodeada de un seto frondoso y de gran altura que impedía la visión desde el exterior.

Además, los detenidos adoptaban medidas de seguridad tales como recorrer durante varios minutos calles próximas a la parcela, permanecer parados en sitios estratégicos para verificar si eran seguidos o acceder al interior del recinto sin paradas innecesarias frente a la finca. Dos de los miembros de la organización acudían cada día a media mañana al chalet-laboratorio, donde trabajaban hasta altas horas de la madrugada.

La casa permanecía día y noche con las ventanas y puertas entreabiertas para facilitar la ventilación y evitar la intoxicación de los "cocineros" por inhalación de los gases que se desprenden durante el procesamiento de la droga con productos químicos. Uno de los detenidos permanecía siempre en el interior de la vivienda para controlar los procesos químicos que suelen durar varias horas.

Los otros dos arrestados facilitaban cada día la materia prima con la que trabajarían durante la jornada y llevaban los "ladrillos" de clorhidrato de cocaína ya producidos a otro domicilio de Madrid, que utilizaban como depósito y centro de secado antes de su distribución. Durante el registro del chalet, los agentes de la Policía Nacional en colaboración con especialistas del Grupo Especial de Operaciones (GEO) encontraron el laboratorio en pleno funcionamiento, con varias patas de mesas de madera ya abiertas para extraer la droga y otras sin abrir.

También localizaron material de laboratorio como una prensa hidráulica, moldes de tamaño de un kilogramo, filtros o secadores, además de 700 kilos de productos químicos, tales como cinco garrafas de 25 litros cada una en las que se estaba realizando el proceso de "precipitación"; tres "ladrillos" de un kilogramo ya elaborado y 30 kilos de cocaína en un recipiente para preparar unidades de un kilo. El resto de la cocaína fue ubicado en otra vivienda de la organización registrada en Madrid, alguna ya dispuesta para su secado y parte oculta aún en las patas de madera.

La operación ha sido realizada Sección Tercera de la Brigada Central de Estupefacientes adscrita a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) Central, de la Comisaría General de Policía Judicial, junto a la Sección de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia. Responsables policiales ofrecerán hoy detalles de la operación en el Complejo Policial de Canillas, donde además se expondrán los materiales intervenidos.