Desmantelada una organización que robaba coches en Cercanías para venderlos por piezas

Guardia Civil

madrid

| 10.02.2014 - 11:29 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Guardia Civil, con destino en el Area de Investigación y Equipo de Policía Judicial de Pinto, en el marco de la Operación Pojazdy, han detenido a cinco personas y desmantelado una organización criminal especializada en el robo de vehículos para, posteriormente y tras su desguace, venderlos por piezas.

Según ha informado el Instituto Armado, se han esclarecido, hasta el momento, doce delitos relacionados con el robo de vehículos. La operación, iniciada el pasado mes de septiembre, se inició cuando agentes de la Guardia Civil localizaron un vehículo que estaba sustraído, procediendo a la detención de sus dos ocupantes.

Cuando estas dos personas quedaron en libertad, se estableció un dispositivo de vigilancia discreta en torno a ellos, llegando después hasta una tercera persona que resultó ser T.P.K., el cabecilla de la organización desmantelada.

A partir de ese momento se intensificaron las vigilancias al sospechar que estas personas pudieran estar ocultando vehículos en una nave industrial ubicada en la localidad madrileña de Arganda del Rey, detectándose también que en la organización participaban otras dos personas más.

El modus operandi consistía en que dos de los autores seleccionaban un vehículo de gama media, principalmente en los parking de la estaciones de Cercanías, y siempre en horario diurno, procedían a la sustracción del mismo mediante la utilización de llaves manipuladas, así como de clausores y bombines propios, de tal manera que los vehículos no presentaban daños aparentes externos que hicieran pensar que estaban sustraídos.

Una vez que tenían en su poder el vehículo sustraído, utilizaban una furgoneta, a modo de "lanzadera", para detectar la posible presencia policial y así lo trasladaban hasta Seseña, para evitar levantar sospechas. Pasados unos días, lo trasladaban hasta la nave ubicada en Arganda del Rey, donde procedían al despiece, para posteriormente vender en el mercado de segunda mano las piezas de más valor, como motores, cajas de cambios y puertas.

Una vez que lo tenían despiezado, se deshacían de las partes plásticas, de las tapicerías y de las lunas arrojándolas a cubos de basura de localidades alejadas de la nave industrial utilizada, para no levantar sospechas y las partes metálicas las vendían a distintas chatarrerías de Madrid.

El grupo resultó estar formado por cinco varones, dos que eran los que consumaban los robos de los vehículos, uno que ejercía labores de vigilancia de la nave y procedía al despiece de los coches, y otros dos que conducían vehículos y vendían piezas, en mayor medida a países del Magreb.

Por tales motivos se procedió a la detención de los mismos y a la entrada y registro de la nave industrial, hallando los agentes en el interior de la misma seis de los vehículos sustraídos, algunos de los cuales ya estaban parcialmente desguazados y un camión con la matrícula doblada.

También se encontraron numerosas piezas que en estos momentos se están analizando por personal de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para determinar su origen. Además se encontró diversa maquinaria y herramientas que utilizaban para el despiece y 2.400 euros en moneda fraccionada.

Los detenidos son cinco hombres, con edades comprendidas entre los 31 y 46 años, de origen polaco y magrebí, con antecedentes por hechos similares y se enfrentan a delitos de pertenencia a grupo criminal, de falsificación de placas de matrícula, a doce delitos de robo y a un delito de usurpación de estado civil.