Desarticulan una banda que robaba en naves y operaba desde Toledo y Madrid

Guardia Civil (Guardia Civil)

madrid

| 21.02.2013 - 11:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil de Salamanca, con el apoyo de agentes de Soria y Toledo, ha desarticulado una banda compuesta por ocho personas, con base en Toledo y Madrid, a la que se atribuyen robos en naves industriales de diferentes puntos de España.

La operación para detener al grupo, denominada "Gudinos", comenzó el pasado 9 de enero, tras el robo cometido en una nave de piensos de la empresa Geproga, situada en Vitigudino (Salamanca), ha informado hoy en un comunicado el Instituto Armado.

Tras las investigaciones policiales, los agentes detuvieron a siete integrantes de la banda en los pueblos toledanos de Seseña, Almorox y Ocaña y a un octavo en el barrio de Vallecas (Madrid).

Además del robo cometido en Vitigudino, supuestamente también forzaron la nave de peletería de Frades de la Sierra (Salamanca) y cometieron robos en los pueblos de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Medinaceli (Soria) y Calahorra (La Rioja).

Tras varios registros practicados por la Guardia Civil, se han recuperado algunos de los efectos sustraídos y se han intervenido dos plantaciones de marihuana en las viviendas de los detenidos, cinco gramos de cocaína, un arma de fogueo y varias herramientas.

La identidad de los detenidos corresponde a J.V.C., R.M.L., J.C.V.C., J.V.C., vecinos de Seseña (Toledo); F.R.D., vecino de Almorox (Toledo); M.E.Y.F. y F.J.R., habitante de Ocaña (Toledo); y D.V.C., residente en Madrid. Según el comunicado de la Guardia Civil, "este grupo criminal estaba fuertemente jerarquizado y estructurado en varios escalones".

El primer escalón correspondía al encargado de reconocer los objetivos y dar seguridad en los robos, el segundo escalón era el que ejecutaba los robos y el tercer y último escalón era el encargado de vender los efectos sustraídos, según dichas fuentes. Durante esta jornada, los ocho arrestados han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción Número 1 de Vitigudino.