Desarticulados dos grupos de ladrones de viviendas que actuaban en la Sierra Noroeste

madrid

| 15.04.2011 - 10:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha desarticulado, dentro de la 'Operación Valles', a dos grupos integrados por once personas, tres de ellas menores de edad, especializados en el robo de viviendas y que actuaban en la Sierra Noroeste. Según ha informado la Benemérita, el inicio de la operación comenzó a finales de 2010, tras el análisis, por parte del Equipo de Policía Judicial de Collado Villalba, de las denuncias presentadas en la zona Noroeste de la Comunidad de Madrid, que reveló diversas similitudes entre ellas, lo que llevó a sospechar de la presencia de un grupo organizado en la zona.

Todos los robos se cometían durante el día, especialmente por la tarde, en viviendas ubicadas en bajos o primeras plantas, y siempre después de confirmar que los moradores no estaba en el interior mediante el lanzamiento de piedras contra los balcones y persianas, tras lo cual los autores entraban en el interior forzando las ventanas. Los indicios recogidos en las escenas de los delitos aportaron las pruebas suficientes para determinar un grupo de sospechosos, residentes en el entorno de Villalba.

La investigación reveló finalmente su implicación en los hechos, así como el método utilizado en los robos: mientras una persona, menor de edad, accedía al domicilio, el resto de componentes del grupo esperaban en el exterior con la finalidad de alertar de la posible llegada de alguna persona o patrulla policial y de ayudar para el transporte de los objetos sustraídos. Las casas asaltadas pertenecían al término municipal de Collado Villalba.

La operación sufrió un vuelco cuando los agentes intentaban averiguar el destino del botín: los encartados contactaban con otro grupo de jóvenes con los que se intercambiaban efectos robados, a fin de revenderlos en el mercado negro.

Las gestiones realizadas sobre esos jóvenes concluyeron que la Guardia Civil se encontraba ante un segundo grupo, encargado éste del robo de viviendas de Cercedilla y Collado Mediano.

Una vez que la Guardia Civil determinó finalmente la composición de ambos grupos, estos fueron detenidos en dos fases: la primera, se realizó el 7 de abril, y se desarticuló el grupo que operaba en Villalba, con la detención de sus cinco integrantes, dos de ellos menores de edad; en la segunda, el 11 de abril, se detuvo a los seis miembros del otro grupo, entre el que se encontraba un menor, afincados en Collado Villalba, Cercedilla y Collado Mediano.

Los tres registros domiciliarios efectuados han permitido la recuperación de numerosos efectos y la imputación a los detenidos de 48 delitos de robo con fuerza en viviendas y un delito de robo con fuerza en establecimiento comercial. Los once detenidos, nueve de nacionalidad marroquí y dos españoles, han pasado a disposición judicial, ordenando la Autoridad Judicial el ingreso en prisión de los tres cabecillas y el internamiento en un centro de los tres menores de edad.