Desarticulado uno de los grupos de traficantes de droga más activo de Madrid

La operación "Incitatus" comenzó a principios del pasado mes de febrero

Golpe al narcotráfico (afp)

madrid

| 12.07.2011 - 11:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha detenido en Majadahonda a los nueve integrantes de un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas en localidades del noroeste de la Comunidad de Madrid y ha desmantelado cuatro laboratorios de distribución de estupefacientes.

Según ha informado hoy la Comandancia de Madrid en una nota, la operación "Incitatus" comenzó a principios del pasado mes de febrero cuando agentes del puesto de Majadahonda detectaron varios puntos de venta de droga en locales nocturnos de esa localidad.

La detención de uno de los vendedores permitió a los agentes incautarse de un maletín preparado como laboratorio móvil portátil ya que contenía todos los utensilios necesarios para el fraccionamiento y distribución de drogas, un terminal telefónico, balanza, pastillas para realizar el corte de la sustancia y 51 gramos de cocaína en diferentes presentaciones.

Los investigadores constataron que los vendedores detectados no eran individuos aislados sino que estaban coordinados para operar en Majadahonda y en localidades cercanas.

Durante los meses siguientes, los agentes identificaron a los otros ocho integrantes del grupo y averiguaron que traficaban "organizadamente" por Majadahonda y que uno de los miembros custodiaba la droga y el dinero obtenido por su venta en un piso de seguridad.

Los ahora detenidos utilizaban coches y motocicletas de alta gama en sus desplazamientos, y un vehículo actuaba siempre como lanzadera para alertar de la presencia de controles policiales. Semanal o quincenalmente, los vendedores rendían cuentas ante su jefe, al que pagaban una cantidad pactada previamente y se quedaban con el resto del dinero obtenido en calidad de beneficio.

El pasado 3 de junio, la Guardia Civil detuvo a los individuos investigados y realizó seis registros domiciliarios en los que desmanteló tres laboratorios de cortado y procesado de droga.

Los agentes se han incautado de tres armas de fuego, una de aire comprimido y otra arma corta simulada; de diversas armas blancas y prohibidas; y de catorce vehículos que utilizaban para transportar la droga.

También han aprehendido 118 gramos de cocaína, 746 gramos de hachís, diez pastillas de éxtasis, mil gramos de MDMA y 29.000 euros procedentes de la venta de los estupefacientes.

Cinco de los nueve detenidos han ingresado en prisión preventiva a la espera de juicio.