Desalojan sin incidentes la casa 'okupada' por ultraderechistas en Tetuán

Vecinos de Tetuán celebran el desalojo porque pondrá fin a la "tensión" en el barrio

El dueño de la casa okupa 'La Enredadera', en Tetuán, pide al juez su desalojo

Salvador Victoria espera que el desalojo relaje el clima de tensión en Tetuán

madrid

| 19.09.2014 - 11:43 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Policía Nacional ha desalojado esta mañana la casa okupada por personas de ideología de extrema derecha en el barrio madrileño de Tetuán, sin que se hayan registrado incidentes.

Según han informado fuentes policiales, el llamado Hogar Social Ramiro Ledesma, ubicado en la calle de Juan de Olías, estaba ocupado a la hora de la intervención, a la ocho de la mañana, únicamente por tres personas, que no han ofrecido resistencia a los agentes de la Unidad de Intervención Policial, que han dado cumplimiento a una orden judicial.

Cuando los antidisturbios han llegado al edificio sólo han encontrado a tres hombres de mediana edad a los que han instado a abandonar el inmueble y a recoger sus pertenencias, tras lo que les han conducido al exterior antes de que un cerrajero procediera al cierre de la vivienda, en la que apenas quedaban ya enseres y comida.

TRES DETENIDOS E IDENTIFICADOS

Las tres personas que quedaban en la vivienda han sido identificadas por los agentes, que han comprobado que no son integrantes del Movimiento Social Revolucionario (MSR), al que pertenecen los primeros ocupantes del edificio. La Policía ha intervenido al tener constancia de que los ocupantes finalmente habrían desistido de su intención inicial de recurrir la resolución judicial que ordenó el desalojo.

Sin embargo, en la cuenta de Twitter abierta por el Hogar Social Ramiro Ledesma (@HogarSocial_Mad), los ocupantes han critacado que la Policía ha echado la puerta abajo "sin mostrar la orden y sin respetar el derecho a recurrir". "Pese a la persecución por parte de la justicia, los medios, y la histeria, Hogar Social Madrid sigue adelante", han escrito en esta red social horas después de que el inmueble sea desalojado.

La expulsión se ha producido después de que el miércoles pasado por la mañana los "okupas" recibieran la notificación del auto del Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid en el que se ordenaba el desalojo urgente del edificio y su restitución a la entidad propietaria, el Centro Cultural Hispano-Chino.

DENUNCIA DE LA PROPIETARIA

El juez ordenó el desalojo tras recibir la denuncia de la entidad propietaria y un informe de la Policía en el que se argumentaba la necesidad de hacerlo cuanto antes debido a los incidentes ocurridos entre estos okupas y personas de ideología opuesta que frecuentan el Centro Social La Enredadera, ubicado a unos 600 metros.

Un miembro del colectivo "okupa" explicó el miércoles por la tarde a los periodistas que su abogado iba a recurrir la orden de desalojo, por lo que la expulsión se paralizaría unos quince días.

Añadió que mientras el grupo buscaría otro edificio para continuar con su iniciativa de alojar y ofrecer comida a personas necesitadas pero dando prioridad siempre a los españoles. El inmueble fue ocupado el pasado 15 de agosto por un grupo de personas afines al MSR a las que se unieron otras que aclararon que no son neonazis ni ultraderechistas sino que quieren "ayudar primero a los españoles".

Desde la apertura de esta casa "okupa" -que antes se encontraba abandonada- hasta ayer se habían registrado al menos diez incidentes entre sus ocupantes y los de "La Enredadera", incluidos lanzamientos de cócteles molotov y agresiones. La Policía se incautó de varias armas blancas, defensas extensibles, palos y otros objetos contundentes a los identificados por estos hechos.

El presidente de la asociación de vecinos "Solidaridad Cuatro Caminos Tetuán", David Sánchez, ha mostrado a Efe su satisfacción por el desalojo aunque ha estimado que hay que tener cautela y se ha preguntado "de qué vale si se van a ir a otro sitio aunque sea cedido".

David Sánchez ha estimado que no era admisible la presencia de unos "okupas" que quieren la "exterminación de parte de la población" además en un barrio "multiétnico" como es Tetuán. "No hay que tomarse esto a broma y hay que cortar de raíz", ha apostillado.

VECINOS DE TETUÁN CELEBRAN EL DESALOJO

Vecinos del barrio de Tetuán han celebrado el desalojo que se ha llevado a cabo esta mañana en el Hogar Social Ramiro de Ledesma, ya que pondrá fin a la tensión que ha reinado en la zona durante las últimas semanas con motivo de los diferentes altercados vividos.

Vecinos del barrio no han ocultado su alegría ante la marcha de los 'okupas' de extrema derecha que desde agosto habitaban en estas instalaciones. "Todos los días había policía, lo que generaba mucha tensión. Este domingo, hubo una manifestación y los agentes no paraban de parar a la gente en la calle", ha relatado una de las vecinas. Otra ha insistido en que "una casa que no es de ellos no se debe de ocupar".

"Cada uno que ocupe lo suyo. Me parece bien que se hayan ido", ha señalado. "Pienso que no ayuda no es lo que parece. Yo soy inmigrante y pienso que 'okupa' es ilegal. Ser 'okupa' está mal porque a nosotros el Estado nos obliga a hacer muchas cosas y procuramos hacerlas legales. Ha sido difícil vivir en esta situación por el miedo", ha dicho otra vecina.

Otro de los vecinos ha dicho que la gente mayor está asustada en el barrio ante tanta delincuencia. "No se puede ir a comprar el pan porque te arrastran. Cuatro Caminos está alejado de la mano de Dios", ha señalado.

EL DUEÑO DE LA CASA OKUPA 'LA ENREDADERA' PIDE AL JUEZ SU DESALOJO

El dueño de la casa 'La Enredadera', situada en el madrileño distrito de Tetuán, ha pedido al juez el desalojo de este centro social, sede de movimientos sociales y antifascistas, según ha informado hoy en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. D

e hecho, será el mismo juzgado, el número 48 de Plaza de Castilla, el que tome la decisión de desahucio, el mismo que ha ordenado el desalojo del Hogar Social Ramiro de Ledesma, 'okupado' por miembros de ideología ultraderechista, que esta mañana se ha llevado a efecto.

La delegada ha señalado que el juez cuenta con el informe emitido por la Policía en relación al otro centro, ya que en el mismo se detallan incidentes en las últimas semanas entre miembros de una y otra casa. En concreto, diez incidentes, la mitad originados por antisfascistas y la otra mitad por neonazis.

El dueño de La Enredadera y sus ocupantes tenían un contrato en precario para la cesión del inmueble para determinadas actividades y con determinadas condiciones. Sin embargo, el propietario ha alegado incumplimientos de ese contrato para pedir el desalojo, según ha indicado Cifuentes. De hecho, ya hubo un desalojo previo en 2012.