Desalojados por el calor 47 alumnos en un Instituto de Valdemoro

Seis alumnos del Neil Amstrong han sido derivados al hospital aunque ya han recibido el alta

La Consejería de Educación permitirá a los centros reducir la jornada lectiva de sus alumnos para hacer frente a la ola de calor

En un primer momento el Ayuntamiento los trasladó al Tanatorio, por ser el edificio mas cercano con aire acondicionado

Van Grieken dice que los alumnos de Valdemoro "nunca tenían que haber salido del recinto"

madrid

| 15.06.2017 - 19:24 h
REDACCIÓN

Un total de 47 alumnos, de entre 12 y 18 años, del Instituto Neil Armstrong de Valdemoro han sido atendidos hoy por mareos y deshidratación como consecuencia de las altas temperaturas, ha indicado una portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112. Todos los menores presentaban síntomas de carácter leve, aunque cinco han sido trasladados al hospital Infante Elena de Valdemoro para su observación y un sexto por un esguince.

Una vez hidratados y tras su valoración, los médicos han descartado que alguno de ellos sufriera un golpe de calor, según han indicado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad.Por golpe de calor se entiende el conjunto de manifestaciones que muestra un organismo cuando se halla en un medio demasiado caliente: la piel se reseca y no existe sudoración, se produce un aumento de la temperatura corporal que puede alcanzar 41 o 42 grados centígrados, inconsciencia, alteraciones renales y en último lugar puede llegar a morir, según la definición del diccionario médico consultado.

La primera llamada al 112 se ha recibido alrededor de las once de la mañana, advirtiendo de que un niño estaba afectado por un posible golpe de calor.

El Servicio de Urgencia Médica de Madrid (Summa) ha atendido al estudiante y le ha trasladado al hospital. No obstante, una hora después el instituto ha contactado directamente con el 061, comunicando que había más alumnos afectados.

TRASLADADOS AL TANATORIO

Los 47 menores han sido atendidos por varios equipos del Summa, que les han llevado al tanatorio municipal, situado a escasos metros del centro educativo -ubicado en la calle Cuesta de Valderramata-, y que dispone de aire acondicionado, para poder atenderles mejor.

Seis de los chicos han sido trasladados al hospital por crisis de ansiedad y por un esguince, y el resto se han ido a sus casas.

El concejal de Educación de Valdemoro y portavoz del gobierno municipal, Sergio Parra, ha explicado a Efe que en total han sido atendidos 47 chavales, en general los que dan clase en la segunda planta del edificio, donde se concentra más calor.

El Ayuntamiento ha enviado botellas de agua al centro así como ambulancias para ayudar a los sanitarios del Summa.

Parra ha explicado que se ha decidido trasladar a los escolares al tanatorio al ser éste el edificio municipal más cercano (sólo hay que cruzar la calle) con aire acondicionado, y allí además se ha encendido el riego de jardines para que se pudieran refrescar.

El Ayuntamiento ha lanzado una nueva alerta por calor y ha hablado con el director del área territorial de Educación Madrid Sur, Manuel Bautista, quien les ha explicado que ante la previsión de que se mantengan las altas temperatura estos próximos días se va a enviar otra circular a los centros educativos para recomendarles qué medidas pueden tomar, y para informarles de que, de ser necesario, la dirección de los colegios e institutos puede suspender las clases si no se reúnen las condiciones para impartirlas.

Precisamente este martes la Consejería de Educación envió una circular a los directores de todos los centros educativos de la Comunidad con recomendaciones ante la ola de calor que afecta a la región, con medidas preventivas como asegurar la correcta hidratación de los alumnos o evitar hacer ejercicio físico en las horas centrales del día.

VAN GRIEKEN: "NUNCA TENÍAN QUE HABER SALIDO DEL CENTRO"

El Consejero de Educación, Juventud y Deporte, Rafael van Grieken, ha manifestado este jueves que los alumnos del instituto Neil Armstrong de Valdemoro "nunca tenían que haber salido de ese recinto escolar", que ha sido evacuado por las altas temperaturas. Van Grieken ha criticado así en los pasillos de la Asamblea el traslado de los alumnos de dicho instituto, con efectivos de la Policía Local y Protección Civil, a un centro público climatizado en las proximidades, según ha explicado el alcalde de Valdemoro, Guillermo Gross, de Ciudadanos.

El consejero de Educación ha explicado que se ha "reconducido" la situación y que los escolares han tenido que volver al centro, cuya jefa de estudios llamó al servicio de emergencias ante el estado de varios jóvenes que presentaban síntomas relacionados con las altas temperaturas. "Se han tomado unas decisiones por parte de la responsable, en este caso, con las que no estoy de acuerdo y precisamente se han dictado ordenes al respecto, niños o jóvenes no pueden abandonar un recinto escolar, es algo que realmente es atípico, se podía haber gestionado de otra manera", ha señalado. "Lo han hecho así, hemos reconducido la situación lo antes posible, es una situación extraordianria y ante esto se esta produciendo alguna una situacion anómala", ha apostillado.

Tras indicar que es el director el que tiene que autorizar que los alumnos salgan de un centro, ha señalado que hay que analizar lo que ha pasado porque no le parece "una situación muy normal".

EDUCACIÓN PERMITE A LOS CENTROS REDUCIR LA JORNADA LECTIVA PARA HACER FRENTE A LA OLA DE CALOR

La Consejería de Educación permitirá a los centros reducir la jornada lectiva de sus alumnos para hacer frente a la ola de calor, según confirmaron este jueves fuentes del departamento que dirige Rafael Van Grieken. Así se recoge en una instrucción enviada hoy a la dirección de los centros educativos con medidas excepcionales para hacer frente a las temperaturas inusualmente altas que desde hace días se producen en la Comunidad de Madrid y que, según la Aemet, se prolongarán durante la semana que viene.

En dicha comunicación, la consejería deja claro que corresponde a los centros decidir qué medidas adoptarán, en función de su situación geográfica, orientación, configuración espacial de sus infraestructuras, edad de los alumnos a los que atienden y otras circunstancias.

Pueden incluir la reducción de la jornada lectiva, siempre y cuando se garantice a aquellas familias que lo deseen que sus hijos podrán permanecer en el centro hasta finalizar la jornada lectiva establecida para este momento del curso. En todo caso, se mantendrán la prestación de los servicios de comedor y transporte escolar.

Por último, educación precisa que cualquier decisión que se adopte deberá tener en cuenta la la necesidad de mantener la evaluación académica de los alumnos, la conciliación de la vida laboral y familiar y el mantenimiento de la actividad de los centros a lo largo de los días lectivos incluidos en el calendario del presente curso.

La dirección de cada centro informará al claustro, al Consejo Escolar y a las familias acerca de las medidas adoptadas así como de la garantía de permanencia durante la totalidad de la jornada lectiva habitual para aquellos alumnos cuyas familias lo soliciten.