Desalojados 25 menores de una fiesta ilegal de graduación de la ESO en Madrid

Se suma a otro local desalojado por casi triplicar el aforo permitido

madrid

| 29.06.2014 - 14:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Municipal de Madrid ha desalojado a veinticinco menores de edad de un local, donde estaban consumiendo bebidas alcohólicas en una "fiesta ilegal" de graduación de cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el distrito de Fuencarral.

La intervención se produjo en la noche del 25 al 26 de junio en el número 48 de la calle de Ginzo de Limia, después de que un ciudadano comunicara a la Policía Municipal que había observado cómo un grupo de jóvenes accedía al local y bajaba el cierre metálico, han indicado a Efe fuentes municipales.

Al lugar se desplazaron los agentes de un vehículo patrulla que comprobaron que el cierre metálico del único acceso al establecimiento estaba completamente cerrado y bloqueado electrónicamente, lo que suponía una infracción en materia de seguridad, además de un riesgo en caso de evacuación del local.

Cuando los policías municipales accedieron al interior, observaron que había treinta clientes, entre ellos, veinticinco menores de edad, que estaban consumiendo bebidas alcohólicas expedidas por el personal del local.

GRAN CANTIDAD DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

Detrás del mostrador, había expuestas gran cantidad de bebidas alcohólicas, así como publicidad sobre este tipo de bebidas en carteles colocados en las paredes.

Los clientes manifestaron que habían pagado 10 euros cada uno a modo de señal por el acceso a la fiesta, a los que había que sumar otros 6 euros cada uno en el momento de entrar al local, abonando aparte las consumiciones.

Los menores fueron desalojados del establecimiento y puestos a disposición de sus padres, sin que fuera necesaria la asistencia sanitaria a ninguno de ellos.

El encargado aseguró que desconocía que las personas que habían alquilado el local fueran menores de edad, no presentó el recibo del seguro obligatorio y tampoco aportó los justificantes de haber pasado las revisiones de los extintores y de haber superado los controles en materia de sanidad e higiene de desinfección y desratización del establecimiento.

Los agentes levantaron las correspondientes denuncias y pusieron en conocimiento de las autoridades las irregularidades observadas con relación a la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid.

DESALOJADO UN LOCAL POR TRIPLICAR EL AFORO

Un total de 96 personas fueron desalojadas anoche por la Policía Municipal de un local de ocio del distrito Centro de Madrid, que tenía un aforo máximo permitido para 36 clientes.

La visita al establecimiento, un "after" ubicado en la calle Jesús del Valle, se produjo dentro de las inspecciones periódicas que realiza la Policía Municipal a los locales de ocio, han señalado fuentes del Ayuntamiento de Madrid.

Los agentes observaron que había una movilidad reducida en el interior del establecimiento y, ante el riesgo que esta aglomeración suponía para los asistentes, procedieron al desalojo parcial, ordenado y sin ningún tipo de resistencia por parte de los clientes.

También comprobaron que sonaba música a gran volumen, proveniente de un ordenador portátil que transmitía el sonido a cinco altavoces repartidos por la estancia, todo ello dirigido por una persona física, que hacía las veces de "pinchadiscos".

Los policías levantaron las correspondientes actas por infracciones de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid respecto al aforo máximo permitido, al tiempo que constataron que las acreditaciones de los dos controladores que se encontraban en el acceso estaban caducadas.