Desalojado un edificio en Lagasca por riesgo de derrumbe de la cubierta

La cubierta tenía "daños considerables" y riesgo de que parte del techo pudiera vencerse

Se trata de un inmueble con cinco plantas ubicado en el número 40 de la calle Lagasca

El responsable de unas obras que se realizan en una de las viviendas dio la voz de alarma

madrid

| 23.08.2016 - 12:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los vecinos del edificio situado en el número 40 de la calle de Lagasca, en el distrito de Salamanca, han sido desalojados hoy debido al mal estado en que se encuentra la cubierta del mismo.

Según ha informado una portavoz de Emergencias Madrid, ha sido el responsable de unas obras que se están realizando en una de las viviendas de la quinta planta quien ha advertido a los vecinos del peligro que corrían y les ha instado a abandonar sus casas.

A continuación, este profesional ha alertado de la situación a los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, quienes, tras reconocer el inmueble, han confirmado que había "riesgo de colapso parcial".

En concreto, el supervisor de guardia del cuerpo de Bomberos Andrés Calvo ha precisado que al llegar al lugar y reconocer el edificio han observado "que una cercha estaba rota y riesgo de que cayese", por lo que decidieron desalojar el edificio, ha informado Emergencias Madrid en la red social Twitter.

La casa consta de cinco plantas en las que se reparten once viviendas, nueve de ellas son domicilios y las dos restantes están habilitadas como oficinas.

En el momento del desalojo eran pocos los vecinos que se encontraban en sus viviendas debido, en principio, al periodo vacacional.

Los técnicos de Control de Edificación del Ayuntamiento de Madrid que se han desplazado al inmueble para constatar su estado trabajan ya en la consolidación y aseguramiento de la cubierta para evitar su derrumbe.

Por otra parte, dos de los vecinos que han sido desalojados han aceptado la alternativa habitacional que les ha ofrecido Samur Social y pernoctarán en algún hotel de la ciudad.

El estado en que se encuentra el inmueble ha obligado, por precaución, a cortar al tráfico la calle de Lagasca, entre las de Goya y Jorge Juan.

La alcaldesa de Madrid en funciones, Marta Higueras, se ha traslado al inmueble para conocer su estado e interesarse por los vecinos.