Desalojado un edificio en Carabanchel por graves daños en su estructura

Casi veinte personas han sido desalojadas del inmueble situado en el número 37 de la calle Portalegre

madrid

| 07.01.2016 - 17:09 h
REDACCIÓN

Los técnicos del Ayuntamiento de Madrid han cuelto hoy a apuntalar el edificio de Carabanchel que este jueves deslojaban de urgencia por riesgo de derrumbe. Los vecinos están realojados en varios hoteles y en casas de familiares, a la espera de que el Ayuntamiento les diga algo.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid desalojaban este jueves un edificio en Carabanchel tras la aparición de graves daños en los pilares, en los bajos y en la primera planta, que afectan también a los muros de carga, según ha informado el portavoz de Emergencias Madrid, Javier Ayuso.

Los bomberos habían recibido una llamada por la mañana de los vecinos alertando de que en el edificio, situado en el número 37 de la calle Portalegre, habían aparecido nuevas grietas "en la caja de la escalera", tras las detectadas en agosto, y por lo que había sido apuntalado entonces.

Ante los nuevos riesgos, los profesionales han desalojado preventivamente a los 18 residentes en las ocho viviendas del inmueble, repartidos en tres plantas más el bajo. "Siete de los 18 residentes han aceptado el realojo ofrecido por parte de Samur Social y el resto se han realojado temporalmente con familiares", ha explicado Ayuso.

Por su parte, el Samur Social ha ofrecido alojamiento a todos las personas. Siete de ellas han aceptado y las otras 11 han preferido quedarse en casas de familiares o demás.

Los vecinos no podrán regresar a las mismas hasta que los técnicos municipales determinen las obras que han de realizarse para garantizar la seguridad y la estabilidad del edificio, ha manifestado. Aunque los riesgos son graves, no hay riesgo inminente de derrumbe, ha aclarado Ayuso.

Los afectados han afirmado que se han enterado del desalojo por una vecina que ha ido a "tocarles la puerta" para decirles "que se había caído una columna". "No nos lo hemos tomado muy enserio, pero luego han venido los bomberos a avisarnos y hemos salido prácticamente corriendo", ha explicado una de las vecinas.

"Nos han dicho que entrar no hay tanto problema porque podemos entrar con alguien pero no creen que podamos volver hasta un tiempo prolongado", ha manifestado la señora. Otro de los afectados ha afirmado que son unos momentos "muy duros". Asimismo, ha recalcado que no han notado movimientos pero "sí muchas grietas en varios pisos de la comunidad".