Derribadas cuatro chabolas de inmigrantes rumanos en poblado El Gallinero

Derribo de las chabolas del Ventorro

madrid

| 09.04.2014 - 13:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Ayuntamiento de Madrid ha informado del derribo a primera hora de hoy de dos viviendas en el poblado chabolista de El Gallinero, una de ellas por orden judicial, ha informado una fuente del Gobierno local, aunque el PSOE ha dicho a Efe que han sido cuatro las viviendas demolidas.

El derribo de la segunda vivienda, que estaba en proceso de construcción, no precisaba orden judicial, ha dicho la fuente del Ayuntamiento que ha precisado que al lugar ha acudido el Samur Social para ofrecer recursos a los afectados, rumanos de etnia gitana.

Una persona ha aceptado alojamiento y una familia ha estado de acuerdo en su traslado a un campamento del Proyecto de Actuación Integral con Minorías Étnicas del Este (APOI), ha dicho el Ayuntamiento.

La concejala del PSOE Carmen Sánchez Carazo ha explicado que en dos de las cuatro viviendas derribadas los encargados de la operación, "de forma inhumana, no han dejado entrar a sus moradores y las máquinas han revuelto las pertenencias de los habitantes con los escombros".

CALIFICA DE "GRAVE" EL HECHO

Sánchez Carazo ha asegurado que el 4 de diciembre pasado fueron derribadas ocho chabolas, de las cuales "sólo dos tenían orden judicial", como lo ha podido comprobar dos meses después al recibir del Ayuntamiento los expedientes que solicitó entonces.

La concejala ha calificado de "grave" este hecho y ha asegurado que el Ayuntamiento mintió porque alegó que era la propiedad de los terrenos la que solicitaba el derrumbe, "cuando en realidad en todos los expedientes el peticionario es el Ayuntamiento".

Sánchez Carazo ha lamentado la forma de proceder del Ayuntamiento y ha afirmado que "las personas residentes en El Gallinero tienen dignidad y merecen ser tratadas como personas".

Otra persona que ha estado en el lugar, el cura Javier Baeza, voluntario de la Parroquia de San Carlos Borromeo, ha explicado a Efe que "han sido cuatro las viviendas demolidas, aunque a la abogada sólo le han mostrado la orden de entrada en una.

Baeza ha coincidido con la concejala del PSOE en que los ejecutantes del derribo no han permitido a los residentes de dos chabolas entrar para sacar sus enseres. Este voluntario ha resaltado el "despliegue policial inusitado", que contrastaba con la "sumisión" de los afectados a la autoridad.