Demolida la presa de Robledo de Chavela

madrid

| 29.09.2014 - 14:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Medio Ambiente ha volado hoy una presa de 22,7 metros de altura -la mayor eliminada hasta el momento en España- para recuperar el valor ecológico del río Cofio, a su paso por Robledo de Chavela (Madrid), en un área declarada Zona de Especial Conservación (ZEC). Han hecho falta 1,2 toneladas de explosivo Goma 2 EC para llevar a cabo la voladura de este muro, que se levantó en 1968 para el abastecimiento de la citada localidad y que dejó de funcionar en 1990.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Miguel Antolín, ha destacado en declaraciones a Efeverde la necesidad de este derribo para que el "río vuelva a respirar" y ha calificado el momento de "emblemático".

La eliminación del muro de presa, que había dejado de funcionar en 1990, tenía carácter urgente, no sólo por la mejora ambiental del río Cofio y su entorno, sino también por cuestiones de seguridad.

La zona de la antigua infraestructura era accesible al público y existía riesgo de accidente por caída desde sus 60 metros de coronación y zona de aliviadero.

Tras su eliminación está previsto que se proceda a la restauración de la vegetación: los taludes del cauce y de su ribera en la zona embalsable mediante técnicas de bioingeniería y con la plantación de 4.630 ejemplares de especies autóctonas, como el pino (pinus pinaster) o el álamo negro (populus nigra).

Antes de su vaciado se procedió al rescate de la biodiversidad piscícola, y se trasvasaron 4.400 peces autóctonos (barbos y bogas), que volverán a discurrir por este tramo de un río que es fronterizo entre Madrid y Ávila.

El presupuesto de la demolición y restauración de la mencionada zona, que hace unos dos años se vio afectada por un grave incendio que arrasó más de 1.500 hectáreas de arbolado, supera el millón de euros.

WWF, que promueve la campaña "Liberando Ríos" para la demolición prioritaria de unas 20 presas, ha celebrado hoy este derribo.