Los "indignados" reivindican en Madrid una Ley Electoral más justa

Unas trescientas personas convocadas por la plataforma Democracia Real Ya

(Archivo)

madrid

| 18.12.2011 - 19:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Unas trescientas personas convocadas por la plataforma Democracia Real Ya se han manifestado esta tarde en el centro de Madrid para reivindicar una Ley Electoral más justa y proporcional para que el voto de cada uno de los ciudadanos valga lo mismo.

La marcha, cuyo lema ha sido "¡Una persona, un voto!", ha discurrido entre la Plaza de Cibeles y la Puerta del Sol, sin registrarse incidentes.

El movimiento de los llamados "indignados" han convocado esta marcha en víspera del debate de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, que tendrá lugar mañana y el martes en el Congreso.

Entre los asistentes se encontraban varios representantes de UPyD, entre los que figuraba su portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, David Ortega, y el líder de Equo, Juan López de Uralde.

Los participantes han portado pancartas en las que se leían frases como "Estafa electoral, por la igualdad de voto", "Votos iguales todos", "¿Habla pueblo?", "Democracia real, no esa Ley Electoral" y "Voto en blanco computable".

Uno de los asistentes, llamado Carlos, que llevaba una máscara, se ha quejado de que el actual sistema ha dejado sin representación a buena parte de la gente y ha lamentado que los dos grandes partidos no tengan voluntad de cambiar la Ley Electoral.

El líder de Equo, Juan López de Uralde, ha recordado que esta formación consiguió 175.000 votos y ha mostrado cierta sensación de estafa, porque hay diputados en el Congreso con muchos menos votos que los logrados por ellos.

Por su parte, el portavoz de UPyD en el Consistorio madrileño, David Ortega, ha dicho que la Ley Electoral es inaceptable y ha exigido su modificación por considerarla "el corazón del sistema democrático".

Ortega ha recordado que cada uno de los cinco escaños que ha conseguido su partido en el Congreso le ha costado 220.000 votos, mientras que los de Amaiur solo han necesitado 47.000.