Declarado culpable un hombre acusado de matar a puñaladas a su exesposa

La agresión sucedió en el domicilio que ambos compartían, a pesar que estaban divorciados, en Móstoles

madrid

| 23.11.2012 - 18:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un jurado popular de la Audiencia Provincial de Madrid ha declarado hoy por unanimidad culpable a un hombre acusado de matar a su exesposa a puñaladas en el domicilio que ambos compartían en la localidad madrileña de Móstoles a pesar de que estaban divorciados.

El jurado ha considerado probado que Víctor Manuel P.M., español, de 43 años y sin antecedentes penales, mató a su exmujer Miren B.C., asestándole varias puñaladas, según fuentes jurídicas.

Tanto la Fiscalía como el abogado del Estado, que inicialmente solicitaban una pena de quince años de prisión por un delito de homicidio, modificaron sus conclusiones provisionales y elevaron su petición a diecinueve años de cárcel por un delito de asesinato.

Los letrados de los familiares de la víctima pidieron una pena de veinte años de prisión para el procesado por un delito de asesinato, con las circunstancias agravantes de parentesco y abuso de superioridad.

Según el relato de la Fiscalía, el 31 de mayo de 2011, sobre las 14:00 horas, el procesado asestó varias puñaladas mortales a su exesposa Miren B.C., utilizando hasta tres cuchillos de cocina de 38,5, 36 y 20,5 centímetros de longitud de hoja.

La agresión sucedió en el domicilio que ambos compartían, a pesar que estaban divorciados, en Móstoles.

El acusado estaba en pleno uso de sus facultades de conocimiento y voluntad personal cuando decidió acabar con la vida de su exmujer, de acuerdo con el Ministerio Fiscal.

La muerte se produjo de forma inmediata y, al percatarse de ello, el acusado llamó al SUMMA 112 para inculparse aportando en la llamada los datos precisos del domicilio.

El procesado, que se encuentra en prisión provisional por esta causa desde el mismo día de los hechos, tenía un hijo menor en común con la fallecida.

Durante el juicio, el acusado mantuvo la misma actitud de "silencio" y "amnesia procesal" que durante toda la instrucción de la causa, ya que no dijo que recordaba nada de lo sucedido, de acuerdo con las mismas fuentes