Declarada "ilegal" la última huelga de Metro

El juez declara ilegal la huelga de Metro sin servicios mínimos de los días 29 y 30 de junio

Ve "desproporción y extralimitación" en el ejercicio de huelga durante esas dos jornadas

Aguirre: "nunca más habrá una huelga en la Comunidad que no respete los servicios mínimos"

Los sindicatos del Metro de Madrid recurrirán la sentencia

madrid

| 24.01.2011 - 10:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Juzgado de lo Social número 16 de Madrid ha declarado "ilegal" la huelga de Metro del 29 y 30 de junio de 2010, jornadas en las que no se cumplieron los servicios mínimos decretados por el Gobierno regional. La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, estima la demanda en proceso de concepto colectivo interpuesta por Metro de Madrid contra los sindicatos con representación en el suburbano madrileño (CCOO, UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato de Conductores, Sindicato Libre, Sindicato de Técnicos y Sindicato de Estaciones), el comité de huelga y el comité de empresa.

El magistrado toma esta decisión partiendo de las premisas de que el servicio que presta Metro de Madrid es "esencial" para la Comunidad y se apoya en que los servicios mínimos establecidos para esta huelga (del 50 por ciento) "se incumplieron de manera total".

También recoge que los paros de los días 29 y 30 de junio afectaron a 3,5 millones de viajeros, generaron unas pérdidas por ingresos directos de 5,7 millones de euros y unas pérdidas totales de 4,7 millones de euros.

"Los días 29 y 30 de junio miles de ciudadanos se vieron impedidos o dificultados para realizar sus desplazamientos en la Comunidad de Madrid, se produjo un caos circulatorio al no poder absorber los transportes públicos alternativos, a pesar de ser reforzados, la demanda de los habitualmente usuarios del Metro", recalca.

El responsable de CCOO en Metro, Ignacio Arribas, ha dicho que la sentencia es "injusta" y ha anunciado que será recurrida. En la misma linea se ha manifestado el representante del sindicato UGT en el Comité de Empresa de Metro, Teo Viñuelas, para quien el fallo del juez se asienta en "bases de poco calado", al centrarse en que Metro es un servicio esencial y "no entrar a valorar si los servicios mínimos (establecidos para los días de la huelga) eran o no abusivos".

En Metro de Madrid, sin embargo, hay "satisfacción", segun un portavoz, que ha recordado que la Dirección deberá decidir ahora si abre otro proceso para solicitar una indemnización por los daños y perjuicios derivados del incumplimiento de los servicios mínimos.

La compañía estima que los viajeros afectados fueron 3.513.366 (1.757.496 el día 29 y 1.755.870 el día 30) y cifra las pérdidas por ingresos directos en 5.746.110 euros y en 4.747.295 euros la pérdida total.

El tribunal señala que el servicio que presta Metro de Madrid es de "interés general" y rechaza los argumentos de los demandados de que en otras ocasiones los servicios mínimos establecidos por el Gobierno fueron anulados por los tribunales por ser excesivos.

Sobre este asunto incide en que aunque los servicios mínimos sean impugnados "han de ser cumplidos al menos en parte", lo que no ocurrió en las jornadas del 29 y 30 de junio por causa imputable únicamente a los trabajadores de Metro.

La sentencia también señala que un elevado número de usuarios se vieron "impedidos o enormemente dificultados" en sus desplazamientos para acudir a su puesto de trabajo, volver a su residencia, acudir a centros sanitarios y educativos, entre otros.

El motivo de la huelga fue la reducción salarial del cinco por ciento acordada por el Gobierno en el ámbito estatal y trasladada a la Comunidad de Madrid.

AGUIRRE CREE QUE, TRAS LA SENTENCIA, NUNCA HABRÁ UNA HUELGA EN LA COMUNIDAD QUE NO RESPETE LOS SERVICIOS MÍNIMOS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado este lunes que la sentencia que declara "ilegal" la huelga sin servicios mínimos en Metro de Madrid los días 29 y 30 de junio es "una magnífica noticia" que "marcará un antes y un después", ya que "nunca habrá una huelga" en la región que no respete los servicios mínimos.

Aguirre, que ha calificado la noticia como enormemente positiva para todos los madrileños", ha asegurado que tras el fallo del juez "nunca más en la Comunidad de Madrid habrá una huelga que no respete los servicios mínimos". "Nuestra Constitución reconoce el derecho a la huelga y todos lo respetamos. Lo que hace la Constitución también es decir que ese derecho tiene que hacerse compatible con los servicios esenciales a la Comunidad de Madrid y el transporte colectivo. El Metro es un servicio esencial en la Comunidad de Madrid", ha subrayado. Segun ha explicado Aguirre, la sentencia demuestra "palmariamente" que los servicios mínimos "se fijaron en el momento procesal oportuno" y antes de que eso se fijase "los sindicatos convocantes de la huelga ya habían decidido no respetar ninguna clase de servicios mínimos".

La presidenta autonómica, además, ha felicitado a Metro de Madrid por "haber tenido la valentía de plantear por primera vez ante los tribunales la declaración de ilegalidad de una huelga" que "dejó a seis millones de ciudadanos sin poder moverse de un sitio a otro". "Los tribunales de Justicia han dictado una sentencia que a mi juicio lo que hace es poner los derechos de todos los madrileños donde tienen que estar", ha concluido.

Por su parte, el delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, Miguel Angel Villanueva, ha instado a los sindicatos a "acatar" la decisión judicial y ha recordado que este tipo de "huelgas salvajes" tienen consecuencias "económicas y de imagen" para el turismo de la ciudad. "Las huelgas salvajes y sin servicios mínimos, sean de la naturaleza que sean, tienen un impacto económico y de imagen en la ciudad. Hay que intentar que no se provoquen esas situaciones, porque no estamos para perder horas productivas ni para dañar la imagen de la ciudad dada la actual situación económica", ha concluido el edil.