Guardaespaldas y sicario acusados del crimen Ciempozuelos se culpan entre sí

Según el guardaespaldas la acusada pretendía dar un "susto" a su exmarido

Eloy S.B. y el Charles Michael G.C., se enfrentan a penas entre 39 y 43 años

madrid

| 16.11.2011 - 16:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

En la segunda jornada del juicio contra la abogada María Dolores M.P. acusada de contratar a unos sicarios para asesinar a su ex marido, ha declarado uno de los compinches, el cual ha negado que se hablara de asesinato.

Eloy S.B., guardaespaldas que está siendo juzgado por la Audiencia Provincial de Madrid por buscar a un sicario para asesinar al exmarido de una amiga, ha explicado que tenía una empresa de seguridad en obras y discotecas junto a la pareja de María Dolores, pero ha destacado que ella nunca le habló de matar a su exmarido, Miguel Ángel S.P., sino solo de darle "un susto", ya que estaba preocupada por que le dieran la custodia de la hija común.

El acusado ha manifestado que conoció al sicario, Charles Michael, cuando se lo presentó un conocido como hombre con experiencia en cobros, y que él, a su vez, le habló de María Dolores y fue ella la que,supuestamente, quedó con Charles Michael en una cafetería de la madrileña Gran Vía para darle una foto de su exmarido y la dirección de su piso en Ciempozuelos.

También ha reconocido que compró un móvil para que Charles Michael le llamara y que le acompañó varias veces a ver la casa de la víctima, una de las cuales el cobrador de morosos rompió el cristal del portal para ver su interior.

Ante la pregunta del fiscal acerca de que si no consideraba que eran demasiados preparativos para un simple susto, Eloy ha respondido que desconocía "los métodos" de Charles Michael.

Eloy S.B. y el presunto sicario Charles Michael G.C., se enfrentan a penas entre 39 y 43 años de prisión de acuerdo a la petición del fiscal.