Cuatro marchas del 15M pretenden mañana tomar Sol en "asamblea permanente"

El director de la Policía dice que "lo único que no se va a consentir es el uso de la violencia"

Interior desplegará 2.000 policías para preservar la seguridad el fin de semana en Madrid

madrid

| 11.05.2012 - 14:44 h
REDACCIÓN

El movimiento del 15-M vuelve a mirar a la Puerta del Sol y amenaza con repetir el "espectáculo" del año pasado. El movimiento del 15M ha convocado para este sábado cuatro manifestaciones diferentes en el centro de Madrid que confluirán en Sol. Los Tribunales ordenaron ayer que la protesta se ajuste al horario establecido. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado este viernes que "la única línea roja es que no se va a consentir es el uso de la violencia". La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría recordaba este viernes que las protestas al margen de lo permitido vulneran la ley.

"Lo que va a hacer el Gobierno es que se cumpla la ley y que se cumplan esas concentraciones en los horarios previstos; más allá, no están autorizados", ha señalada la vicepresidenta y portavoz del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría.

La portavoz del Gobierno ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y el respeto a la ley y a la necesidad de compatibilizar los derechos de quienes deseen manifestarse con los del resto de ciudadanos. "Ese punto de equilibrio es la limitación horaria", ha añadido Sáenz de Santamaría que ha subrayado que el Ejecutivo hará que se cumpla la ley.

Este sábado en Madrid, el movimiento ciudadano del 15M ha convocado cuatro marchas diferentes que desde diversos puntos de la ciudad confluirán en la Puerta del Sol.

Las cuatro manifestaciones, que tienen previsto iniciar su camino a partir de las 19.00 horas partirán desde la Plaza de San Bernardo, Atocha, Cibeles y la Plaza de Oriente, y coinciden, como ya viene ocurriendo en anteriores ocasiones, con las cuatro "columnas" procedentes de los distintos barrios y municipios madrileños que organizadas en función de los puntos cardinales, comenzarán su andadura por la mañana.

De este modo, la marcha procedente del norte saldrá desde San Bernardo y bajará hasta Sol por la calle Preciados, la sur desde Atocha y hará lo propio por Carretas, la Este iniciará su etapa final en Cibeles y marchará por la calle Alcalá, y la columna Oeste desde la Plaza de Oriente, para llegar a Sol por la calle Arenal.

NO RESPETARAN LIMITACIONES HORARIAS

Una vez en la céntrica plaza, convertida ya en un símbolo del movimiento, los "indignados" tienen previsto proceder a la lectura de manifiestos, proyectar videos, conectar por streaming con otras plazas, celebrar un "picnic" y ya a media noche, realizar un "minuto de silencio", tras el cual harán ondear "pañuelos blancos para que cese la violencia económica y las guerras".

La Delegación del Gobierno en Madrid sólo ha autorizado concentraciones en Sol hasta las 22.00 horas y asi lo ha ratificado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Sin embargo la vertiente madrileña del movimiento ciudadano 15M ya ha confirmado que no tiene pensado respetar las limitaciones establecidas por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que ha permitido concentraciones en la Puerta del Sol durante 5 horas este sábado, desde las 17.00 hasta las 22.00, y durante diez horas consecutivas del 13 al 15 de mayo, desde las 12.00 hasta las 22.00 horas, tras recibir la solicitud de un particular de la que el 15M se desentiende.

"ASAMBLEA PERMANENTE"

De esta forma, los autodenomanados "indignados" pretenden seguir adelante con el programa de actividades del colectivo que consiste, principalmente, en convertir la Puerta del Sol, que hace un año acogió una prolongada acampada, en una "asamblea permanente" que se extendería desde el 12 de mayo hasta el día 15 con el objetivo de estar "el mayor tiempo posible visibles en las plazas" y "retomar los espacios públicos", lo que no implica, advierten, una nueva acampada.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado este viernes que la Policía va a actuar "con prudencia, firmeza e inteligencia". "En todas las concentraciones que están autorizadas la obligación de la Policía es garantizar la seguridad. La única línea roja que no estamos dispuestos a consentir, incluso en las que están autorizadas, es el uso de la violencia. Ahí estamos obligados a intervenir", ha dicho Cosidó en una rueda de prensa ofrecida en el complejo policial de Canillas.

Al ser preguntado acerca de la ya anunciada intención del movimiento 15M de no obedecer el límite horario impuesto por la Delegación del Gobierno, Cosidó ha explicado que la Policía actuará "con prudencia, firmeza e inteligencia". A partir de ahí, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad". "La presencia policial es una garantía para todos", ha sostenido, al tiempo que ha advertido de que la Policía está para hacer cumplir la ley y garantizar la seguridad de los que se manifiestan y de los que no. Además, ha dicho que "las plazas son para los ciudadanos y nadie puede apropiarse de ellas" porque "son espacios públicos".

El director de la Policía ha rechazado valorar la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre el límite horario o la postura de la Fiscalía, que se opuso a esta limitación de la Delegación del Gobierno. Cosidó se ha limitado a expresar que la Policía cumple la ley.

DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

El Ministerio del Interior desplegará entre 1.500 y 2.000 agentes antidisturbios para preservar la seguridad en Madrid y hacer valer las decisiones adoptadas por la Delegación de Gobierno durante el fin de semana.

El dispositivo estará integrado por al menos 30 y 40 Unidades de Intervención Policial (UIP), compuestas cada una por 50 efectivos. La dotación será reforzada por unidades procedentes de fuera de Madrid.

De este modo este fin de semana habrá en la capital más policías que los movilizados con motivo de la pasada huelga general del 29 de marzo.

A este respecto la Comisión Legal de Sol ha interpuesto una denuncia contra el Ministerio del Interior por supuestos incumplimientos "reiterados" de la normas generales del Cuerpo Nacional de la Policía, que regulan la obligación por parte de los agentes de ir debidamente identificados en todo momento.

El secretario de Comunicación del PSM, Enrique Cascallana, ha advertido de que las manifestaciones son síntoma de descontento social, algo que "no se corrige eliminando el derecho a la libertad de expresión" de la ciudadanía en la calle. El dirigente socialista ha pedido "prudencia" a las autoridades y a las fuerzas de seguridad."Creo que la policía tiene que actuar con inteligencia, y cuando hay dudas tiene que primar la libertad de expresión", ha dicho.