Detenidos cuatro ladrones que robaban en gasolineras y rajaban las ruedas

madrid

| 12.04.2012 - 12:29 h
REDACCIÓN

Agentes de la Guardia Civil ha detenido a cuatro personas que presuntamente cometían robos en el interior de coches estacionados en vías de servicio o los aparcamientos de centros comerciales, para lo cual llegaban a rajar las ruedas de los vehículos para asegurar de esta forma su huida.

La desarticulación de este grupo criminal ha permitido culminar la 'Operación Octavio', que se ha saldado con el esclarecimiento de 25 delitos y la recuperación de varios efectos sustraídos. Esta operación ha sido llevada por agentes del Grupo de Dirección Operativa de la U.O.P.J. de Madrid y al Area de Investigación del Puesto de San Lorenzo del Escorial.

La investigación comenzó el pasado mes de septiembre, tras la recepción de varias denuncias en el Cuartel de la Guardia Civil de San Lorenzo del Escorial, en las que los ciudadanos decían haber sido víctimas de robos en el interior de sus vehículos cuando se encontraban estacionados.

Durante el transcurso del robo llegaban a ser intimidados con armas blancas, como machetes y navajas de grandes dimensiones) si oponían resistencia. También sufrían daños en los vehículos, ya que para asegurar su huida, los ladrones rajaban las ruedas de los autos.

La identificación de las cuatro personas integrantes de este grupo permitió descubrir que los ladrones se desplazaban hasta diferentes áreas de servicio en vehículos previamente sustraídos y que, mediante descuido de las víctimas, o cuando los coches se encontraban estacionados sin ocupantes, sustraían efectos, equipajes e incluso sacas de recaudación de comercios del interior de los vehículos.

OBJETOS DE ELECTRONICA, PRINCIPAL OBJETIVO

El grupo estudiaba previamente la zona en la que iba a cometer los actos delictivos con el objetivo de evitar las grabaciones de cámaras de seguridad. Además, mantenían el vehículo con el que se iban a fugar con el motor en marcha para asegurarse la huída.

Posteriormente fracturaban la ventanilla más pequeña para producir menos ruido, por donde introducían la mano para liberar el seguro de la puerta más cercana y acceder al habitáculo donde sustraían los objetos. Entre los efectos recuperados destacan portátiles, cámaras de fotos y de video, 'ipad' y dinero.

La detención de este grupo se produjo a finales de marzo, tras cometer un robo en una vía de servicio de madrileña. En el momento de su arresto portaban grandes cantidades de dinero y numerosos aparatos electrónicos, de los cuales no pudieron justificar su lícita procedencia.

Los autores son cuatro varones, con edades comprendidas entre los 19 y los 28 años, de nacionalidades albanesa, magrebí y española y con numerosos antecedentes por robos con violencia e intimidación tanto en sus países de origen como en España. Estos han pasado a disposición de la Autoridad Judicial competente, que ha dispuesto su inmediato ingreso en prisión.