C's dice que el contrato del padre de Aguado no es como los de la cafetería

Garrido compara las adjudicaciones a Arturo Fernández y al padre de Aguado

madrid

| 16.06.2017 - 15:49 h
REDACCIÓN

El portavoz adjunto de Ciudadanos, César Zafra, ha afirmado que el contrato de la Asamblea de Madrid a la empresa del padre del portavoz de su grupo parlamentario, Ignacio Aguado, "no tiene absolutamente nada que ver" con los de la cafería de la institución, ya que estos están vinculados a la "posible financiación irregular del PP".

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios en la Asamblea, durante un receso de la sesión de la comisión de investigación sobre corrupción política de la Comunidad de Madrid sobre los contratos de la cafetería de 2009 y 2011, investigados por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la pieza sobre la presunta financiación ilegal del PP de Madrid.

El portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, discrepa y ha dicho hoy que el padre del portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, consiguió la adjudicación de un contrato en el Parlamento autonómico con un procedimiento "muy semejante" al del grupo Cantoblanco de Arturo Fernández.

Según publica hoy El Confidencial, la Asamblea de Madrid adjudicó en 2011 a la empresa del padre de Aguado un contrato para la renovación tecnológica de la infraestructura de comunicaciones de voz del Parlamento con un sistema de baremación similar al contrato que ese mismo año se llevó Cantoblanco para gestionar la cafetería.

La empresa del padre de Aguado presentó la oferta más ventajosa y obtuvo poco más de un punto de diferencia respecto a su rival, que consiguió cero puntos en uno de los siete criterios en juego.

En el caso del contrato de la cafetería de la Asamblea, el segundo concursante mejor valorado tras Cantoblanco tuvo dos ceros en dos criterios de valoración, algo que el portavoz de Ciudadanos en la comisión de investigación de corrupción del Parlamento regional, Juan Rubio, calificó de "preocupante".

En declaraciones a los medios Garrido ha dicho que la adjudicación de ambos contratos se hizo con un "procedimiento semejante". "Los procedimientos son iguales para todos, no se puede criticar fuertemente en un caso y en otros estar callados", ha señalado.

El portavoz del Ejecutivo madrileño ha criticado la actitud de Ciudadanos en la comisión del pasado 2 de junio, en la que compareció la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el exdiputado regional de IU Antero Ruiz, que era otro de los miembros de la mesa de contratación. "O nos parece bien para todos los casos o nos parece mal para todos", ha declarado, al tiempo que ha recordado que en 2011 Aguado no era diputado regional.

Sobre la adjudicación de los contratos de la cafetería del Parlamento autonómico en los años 2009 y 2011 al grupo Cantoblanco, en los que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha atribuido indicios de delitos de cohecho y prevaricación a Cifuentes, ha insistido en que "no hubo ningún problema de legalidad".

"Nadie, ni el secretario de la Asamblea ni ninguno de los letrados que están allí ni ninguno de los partidos de los grupos políticos pusieron ninguna objeción a ese procedimiento, por tanto se cumplió con la ley como también seguro se cumplió con la ley con el caso de la adjudicación a la empresa de los familiares de Aguado", ha añadido.

FILTRACIONES INTERESADAS

Por su parte, la portavoz del PSOE en la comisión de investigación, Encarnación Moya, ha coincidido en que "son dos contratos que no tienen nada que ver". "De hecho, uno está investigado y el otro, que yo sepa al menos, no", ha apostillado.

Moya se ha preguntado si "alguien está intentando embarrar y está haciendo juego sucio", así como dónde estaba Aguado en 2011 y si su padre tenía algo que ver con el PP o la "financiación irregular del PP". "El señor Aguado yo creo que entonces debía estar en el sofá", ha agregado.

"No se puede estar jugando constantemente en política a embarrar todo, yo creo que eso es negativo para la propia política, para que los ciudadanos respeten el trabajo político, y para los ciudadanos en general", ha agregado.

Desde Podemos, Miguel Ongil ha dicho que no van a entrar a valorar "filtraciones interesadas del PP para desviar la atención", al tiempo que ha recordado que por lo que se llega a investigar los contratos de la cafetería es por la información encontrada en el registro a Beltrán Gutierrez, apoderado de Fundescam, de cuyo patronato formó parte Cifuentes.

Según Ongil, Fundescam recibía dinero de empresarios como Arturo Fernández que luego "empleaba ilegalmente en campañas para que el PP se pueda seguir manteniendo en el poder y a la vez seguir dando adjudicaciones a sus amigos".

El portavoz del PP en la comisión de investigación, Alfonso Serrano, ha criticado la "doble vara de medir" de Ciudadanos, al tiempo que ha señalado que el contrato que logró una empresa de la familia de Aguado "tuvo unos criterios similares a los que se están poniendo en cuestión en el contrato de la cafetería". "

Ciudadanos, en el contrato de la cafetería, ha puesto en cuestión que se den ceros en determinados criterios y el contrato que ganó la familia del señor Aguado lo ganó porque la empresa contra la que concursó también obtuvo un cero y ni en un caso ni en otro nadie recurrió, nadie puso ninguna pega en la Asamblea, de los grupos parlamentarios, y por lo tanto tan legítimo y lícito será uno como otro", ha manifestado.