Cospedal:"los fuegos de artificio, la propaganda y el marketing no crean puestos de trabajo"

Asegura que las políticas de Aguirre son las que llevará Rajoy a La Moncloa

Dice que con Rubalcaba se vuelve a la España de las maquinaciones políticas

Granados: mientras los socialistas se dedicaban a "discutir qué quieren ser" nosotros trabajamos por los madrileños

madrid

| 22.10.2010 - 17:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, advirtió de que, con el reajuste ministerial llevado a cabo por el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pretende, "a través de un túnel del tiempo", volver a "la España de hace 15 años, la del déficit, el paro y las maquinaciones políticas: a la España de Rubalcaba".

En su intervención en la Convención Regional del PP de Madrid, Cospedal se refirió así al nombramiento del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, como nuevo vicepresidente primero del Ejecutivo, en un reajuste de gabinete que dijo que "no es para luchar contra la crisis, sino contra la pésima imagen del Gobierno". A este respecto, advirtió de que "los fuegos de artificio, la propaganda y el marketing no crean puestos de trabajo ni dan a la gente de comer".

La número dos del PP contestó directamente a un comentario del vicepreidente, quien en su estreno esta mañana como portavoz del Gobierno, aludió a "la genética" de este partido para explicar las declaraciones machistas del alcalde popular de Valladolid, Javier León de la Riva, sobre lo que le sugerían los "morritos" de la nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín. Cospedal le replicó que los genes del PP muestran a un partido que nació con la democracia, defiende la libertad y la igualdad de oportunidad, y en el que, "cuando uno se equivoca, sabe pedir perdón", como ha hecho De la Riva a diferencia, dijo, del presidente de la FEMP, Pedro Castro, que una vez llamó "tontos del culo" a los votantes del PP.

Además, la dirigente popular puntualizó que el caso de la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el suyo propio demuestran que "en este partido se defiende la igualdad", mientras que "a algunos se les tenía que caer la cara de vergüenza cuando ese símbolo de la paridad" que era el Ministerio de Igualdad se haya tenido que suprimir porque era "un oprobio".

LAS POLÍTICAS DE AGUIRRE SON LAS QUE LLEVARÁ RAJOY A LA MONCLOA

Cospedal también se acordó de los Presupuestos Generales del Estado, un asunto que denunció que "ha pasado de puntillas" en medio del reajuste ministerial, y sobre el que interpretó que a ellos se refería Zapatero cuando, en un pleno en el Congreso de los Diputados, afirmó que seguiría luchando contra la crisis "cueste lo que cueste". Para Cospedal, lo que costarán los Presupuestos es más paro, más crisis y más frustraciones.

Una política económica que contrapuso a la de Aguirre en Madrid, que se ha convertido en "la región más competitiva de España y una de las más competitivas de Europa". "Estas políticas de Esperanza Aguirre", aseguró en referencia a la reducción de impuestos y el apoyo a las empresas, "son las que va a llevar Rajoy a La Moncloa", y las que permitieron a los gobiernos de Aznar crear cinco millones de empleos en ocho años, la mitad de ellos de mujeres.

La secretaria general del PP se dirigió también a los jóvenes, "el futuro de España", recordando que de cada tres parados uno pertenece a este colectivo, y que 750.000 menores de 25 años ni trabajan ni estudian, pero sólo se les ofrecen subvenciones como la prometida por el presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla.

Por último, reprochó al PSOE la derogación del modelo educativo establcido en la LOCE para mantener el socialista, que, a su juicio, iguala "por abajo" a los estudiantes y ha conducido a que la tasa de abandono escolar sea una de las más altas de Europa.

SACAR A ESPAÑA DEL HOYO

El presidente de las Nuevas Generaciones (NNGG) de Madrid, Pablo Casado, ha defendido durante su intervención en la inauguración de la convención del PP madrileño que los jóvenes son quienes tienen "la responsabilidad personal y nacional de sacar del hoyo a España".

Ante la "tragedia" de que "uno de cada dos jóvenes no encuentra trabajo" no queda más remedio, a su juicio, que una generación "rebelde e inconformista" como la actual "devuelva la importancia al individuo" para que "sea la gente la que saque las castañas del fuego" sin "esperar a que venga el Gobierno a arreglarlo". "Porque cuando es tan caótico y penoso como el actual lo que pasa es que hay que esperar cuatro años para echarlo y no se arreglan los problemas", ha señalado.

La nuestra es la generación de la democracia, la globalización y la libertad. Nos formamos generacionalmente cuando habíamos visto qué había detrás del muro. Ya se había demostrado que el liberalismo era mejor que el socialismo. Y esta crisis garrafal si algo ha demostrado es que hasta los más socialistas han tenido que agarrar las tesis liberales para salir de la crisis".

Por su parte, el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha asegurado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha creado desde que ocupa la Presidencia 4,5 millones de parados, una lista en la que quería incluir a "uno más": el secretario general del PSM y candidato a la Comunidad, Tomás Gómez, pero, según ha dicho, "le ha salido mal".

Granados ha indicado que "mientras otros se han dedicado estos meses a hacer primarias para darse a conocer", el PP se ha entregado a construir la ampliación del Metro, el soterramiento de la M-30 o las bajadas de impuestos. Así, ha dicho que mientras los socialistas dedicaban a "discutir qué quieren ser, a pegarse entre ellos a ver quién dominaba en el PSOE", los populares llevan trabajando por los madrileños "todos estos días".

"Hemos puesto en marcha desde 2008 un plan de austeridad que ha hecho que ahorremos, aunque nos pese a algunos consejeros, 550 millones de euros que no es tontería, hemos bajado impuesto y no hemos sacado del bolsillo de la gente 12.000 millones de euros en estos últimos años", ha destacado.