Convocadas tres jornadas de huelga para los trabajadores de Madrid 112

El comité de empresa denuncia discriminación respecto a otros empleados de la Comunidad de Madrid

sala operativa Emergencias 112 Madrid

madrid

| 20.06.2016 - 10:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El comité de empresa del organismo autónomo Madrid 112 convoca una huelga para el martes, miércoles y jueves con el objetivo de denunciar "el deterioro en la prestación del servicio y la situación de discriminación que sufren sus empleados en relación al resto de trabajadores de la Comunidad de Madrid".

El anuncio de huelga llega tras la decisión adoptada en asamblea de trabajadores. Para defender "la calidad de un servicio público absolutamente vital" exigen la equiparación de las condiciones de trabajo de Madrid 112 a las del resto de profesionales de emergencias en la Comunidad debiéndose "cumplir los acuerdos firmados y adecuar la jornada de trabajo a las recomendaciones internacionales sobre salud laboral".

Reclaman además una "dotación imprescindible de los medios humanos que garanticen la adecuada prestación del servicio" ya que "la eliminación de veinte puestos de trabajo y la falta de cobertura durante las vacaciones impiden mantener el nivel de calidad imprescindible para un centro de emergencias".

En un comunicado, el comité de empresa han denunciado injustificadas amonestaciones al personal y las "insólitas y temerarias prácticas de implementación del nuevo sistema de atención y despacho de llamadas de emergencia".

Y es que, ha explicado el comité de empresa, tras años de diseño y millones de euros de inversión en la plataforma tecnológica, el entrenamiento del personal con su principal herramienta de trabajo se está realizando con emergencias reales de los ciudadanos.

Los paros se ceñirían a unos 200 trabajadores y los sindicatos lamentan "falta de formación" en el uso de la actualización de la plataforma Sistema Integrado de Gestión de Emergencias (SIGE 112).

A su vez, ven "imprescindible" una dotación de medios humanos que asegure la cobertura de bajas parciales y permanentes, que permita compensar la eliminación de 20 puestos de trabajo.

Por su parte, fuentes del Gobierno regional han señalado que los miembros de los sindicatos convocantes de la huelga quieren "salirse del convenio colectivo general y negociar condiciones aparte".

Por otra parte, aseguran que se están cubriendo todas las vacantes que surgen y que la eliminación de 20 puestos de trabajo a la que aluden se produjo por parte del Gobierno anterior.

Mientras, aseguran que la evolución del sistema de gestión de llamadas ha tenido un coste de cero euros al realizarse por parte del propio técnicos del 112.

Sobre tiempos de descanso, aluden a que los trabajadores del 112 tienen tres descansos de 10 minutos durante la jornada de ocho horas, unido a dos de 25 o 35 minutos. A su vez, exponen que el operador que más horas trabajó alcanzó las 1.520 cuando el convenio marca como límite las 1.640. En consecuencia, la jornada de todos los empleados respetaron en 2015 lo establecido en el convenio.

HUELGA DEL SERVICIO DE INFORMÁTICOS

La huelga de operadores de Emergencias 112 coincidirá además el martes y el miércoles con la de informáticos del Servicio de Salud Madrileño (Sermas), quienes protestan por lo que consideran una "privatización encubierta" del servicio informático de Sanidad.

Los informáticos del Sermas aseguran que el Gobierno de Cristina Cifuentes, en concreto el departamento que dirige Jesús Sánchez Martos (Sanidad), está llevando a cabo una "privatización" de su servicio al derivar gran parte del trabajo que actualmente se realiza desde los propios hospitales a los Servicios Centrales de Informática, que están externalizados "al cien por cien".

Las protestas de los informáticos durarán, en principio, el martes y el miércoles, y esperan que con esta convocatoria de huelga la Comunidad de Madrid de marcha atrás y dote a los servicios informáticos centrales de personal propio del Sermas no externalizado.