Continúan los fallos en los micrófonos y los paneles de voto de la Asamblea

Asamblea de Madrid

madrid

| 21.10.2017 - 17:08 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Asamblea de Madrid aprovechó el parón veraniego para cambiar todas las instalaciones audiovisuales en una obra de gran envergadura, pero en todos los plenos celebrados desde septiembre ha habido fallos con las votaciones o con los micrófonos, la mayoría por errores humanos fruto del "periodo de adaptación".

Las obras (con un importe cercano a los 2 millones de euros) pusieron 'patas arriba' uno de los edificios del Parlamento, el que contiene las salas de comisiones y el hemiciclo donde tienen lugar los plenos.

A lo largo de tres meses, los obreros trabajaron a contrarreloj para poder estrenar las renovadas instalaciones audiovisuales en el primer pleno de la temporada y uno de los más importantes del año, el del debate sobre el estado de la región, celebrado esta vez los días 21 y 22 de septiembre.

En la segunda jornada los diputados usaron por primera vez los nuevos paneles de votación instalados durante la obra en cada uno de los escaños, que ahora constan de cuatro botones con sus luces correspondientes.

El primero de ellos sirve para reflejar la presencia del diputado y los otros tres para expresar el sentido del voto: el verde del sí, el rojo del no y el amarillo de la abstención.

Aunque sencillo, la novedad trajo algunas complicaciones hasta el punto de que la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, mandó repetir una de las votaciones de las propuestas de resolución.

Ese mismo día, nada más empezar el Pleno, hubo problemas con el micrófono del atril de la tribuna de oradores, lo que obligó a un técnico a acceder al hemiciclo para poner otro en su lugar.

Este tipo de fallos, lejos de ser una anécdota puntual, se han repetido en los otros tres plenos celebrados hasta ahora.

Así, el 5 de octubre los parlamentarios tuvieron que acabar votando a mano alzada en una ocasión tras tener problemas con los paneles, al igual que ha ocurrido en el pleno más reciente, el del pasado jueves.

Antes, el día 11 de octubre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la portavoz de Podemos en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, tuvieron que usar un micrófono de mano en la sesión de control ante la imposibilidad de hablar por los dispositivos ubicados en sus respectivos escaños.

Este fallo, de tipo técnico, ha sido el más grave registrado hasta la fecha, aunque se subsanó en poco tiempo y ahora está en estudio para determinar cuál pudo ser el motivo.

En general, la mayoría de los problemas que ha habido hasta ahora, como los relacionados con los paneles de votación, tienen su origen en errores humanos, tanto de los propios diputados como de los técnicos.

Así por ejemplo, ha habido votos de parlamentarios que no han quedado registrados al haber pulsado sólo el botón de presencia y no haberlo hecho a continuación con el del sí, el no o la abstención.

Fuentes de la Asamblea de Madrid han explicado a Efe que el funcionamiento de las nuevas instalaciones audiovisuales se comprueba antes de cada Pleno y de cada comisión, al igual que se hacía anteriormente, sin que se haya detectado ningún problema.

Lo más destacable de lo ocurrido, según las mismas fuentes, han sido "algunas complicaciones puntuales de sonido lógicas, dado que se trata de sistemas nuevos".

Los técnicos de la Asamblea continúan la formación con la empresa que resultó adjudicataria de las obras con la que, además, ha habido varias reuniones hasta la fecha para analizar el funcionamiento de las nuevas instalaciones.

Desde los grupos parlamentarios de PP, PSOE-M y Ciudadanos restan importancia a los fallos que ha habido hasta ahora al considerar que forman parte del "periodo de adaptación" al nuevo sistema.

Además, confían en que los pormenores se irán corrigiendo con el tiempo, a medida que los diputados y los técnicos de la Asamblea ganen práctica.

Sin embargo, desde Podemos se han quejado de la falta de explicaciones y califican de "escandaloso" que haya este tipo de problemas después de que la Asamblea haya estado "paralizada" durante tres meses por obras.