Conflicto vecinal en un domicilio de Pozuelo

Los vecinos se quejan de gritos, ruidos y acumulación de basuras en el domicilio

El vecino, que vive con sus padres octogenarios, se defiende: "Todo es una persecución contra mí"

madrid

| 14.10.2016 - 15:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En Pozuelo de Alarcón, la Policía municipal ha acudido tras recibir una llamada que advertía de una posible agresión a una mujer. Detrás de todo ello, un conflicto vecinal motivado por la acumulación de basuras en un piso. Ha sido en la calle Lugo de la Colonia Galicia de Pozuelo de Alarcón.

En Pozuelo de Alarcón, un conflicto vecinal ha motivado la presencia de la Policía. Alarmados por los gritos de la mujer, que reside con su hijo, los vecinos han alertado a los servicios de emergencia.

La madre, al parecer ha sufrido una crisis nerviosa, tras una discusión familiar y ha tenido que ser trasladada al Hospital Puerta de Hierro para ser tratada.

Se trata de un domicilio, donde ya ha habido problemas meses atrás. Allí reside un matrimonio octogenario con su hijo de 50 años.

El padre, que tiene 83 años, reconoce que su hijo de 50 años de edad y que vive con ellos, tiene problemas mentales, lo que le lleva en ocasiones a acumular restos en el domicilio. "Coge cosas que están en la calle y las trae a casa, pero eso no hace daño a nadie", asegura el padre.

Los vecinos denuncian la acumulación de basuras además de gritos y peleas. Dicen que ha habido ya 54 denuncias, muchas de las cuales han requerido la presencia policial y que el hijo se comporta de forma agresiva.

El hijo se defiende y asegura que "todo es una persecución contra mí, por parte de los vecinos". Reconoce que solo coge algún periódico, algún libro o una maleta. "Me gusta coleccionarlos", sostiene y desmiente que acumule basura en su casa.

Asegura que hoy es su cumpleaños y que "sólo me he puesto un poco nervioso". Reconoce que "yo me llevo muy mal con los vecinos. No tengo nada contra los vecinos", pero reconoce que ha habido denuncias y "amenazas".