Condenados por homicidio, lesiones o torturas no podrán tener animales peligrosos y exóticos

madrid

| 12.12.2010 - 17:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las personas que hayan sido condenadas por homicidio, lesiones, torturas y otros delitos contra la integridad moral, libertad sexual y salud pública o asociación con banda armada o narcotráfico no podrán conseguir la licencia para tener animales definidos como potencialmente peligrosos.

Así se establece en el decreto que ultima la Comunidad de Madrid para regular la tenencia en casa de este tipo de animales. En él, se prohibirá tener como mascotas a pitones, pirañas, cachorros de tigre, grandes tortugas, monos, tarántulas o cocodrilos, entre otros animales exóticos o peligrosos.

Concretamente, según el artículo 3, no podrán tenerse fuera de instalaciones y establecimientos expresamente autorizados (tipo zoos) especies antrópodas, peces o anfibios cuya mordedura o veneno pueda suponer un riesgo para la integridad física o la salud de las personas.

Tampoco aquellas especies reptiles, venenosas, cocodrilos, caimanes y todas las que en estado adulto alcancen o superen los dos kilogramos de peso.

Respecto a los mamíferos, se prohíbe la tenencia en casa de todos los primates, así como las especies silvestres que en estado adulto alcancen o superen los diez kilos de peso, salvo en el caso de las especies carnívoras cuyo límite estará en los cinco kilogramos.

El decreto no será de aplicación a los perros y demás animales pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Cuerpo de Policía de la Comunidad autónoma, Cuerpos de Policías Locales, Cuerpos de Bomberos y empresas de seguridad con autorización oficial. Tampoco será de aplicación a los espectáculos taurinos y taurinos populares, siempre que estén debidamente autorizados, ni a los parques zoológicos ni a los circos, que tienen una regulación específica.

Hasta ahora no se regulaba la tenencia de estos animales potencialmente peligrosos, algo que hasta ahora sólo ha hecho Andalucía, ha destacado a Europa Press un portavoz del departamento que dirige Ana Isabel Mariño.

Lo único que existía hasta el momento era un listado de los perros más peligrosos y la obtención de licencias administrativas para tener animales potencialmente peligrosos, unas condiciones restrictivas que la nueva normativa quiere extender a todos los animales potencialmente peligrosos, no solo los perros.

OBTENCIÓN DE LICENCIA

La tenencia de cualquier animal de compañía definido como potencialmente peligroso requerirá la previa obtención de una licencia administrativa de cinco años de duración, que será otorgada por el Ayuntamiento del municipio de residencia. No podrán conseguir la licencia los condenados pro homicidio, lesiones, torturas y otros delitos contra la integridad moral, libertad sexual y salud pública o asociación con banda armada o narcotráfico.

Además, entre otras condiciones, deberán suscribir un seguro de responsabilidad civil por daños personales y materiales a terceros, ocasionales por animales potencialmente peligrosos, con una cobertura n o inferior a 120.000 euros por siniestro.

Las personas propietarias, criadoras o tenedoras de animales potencialmente peligrosos tendrán la obligación de identificar a los mismos de forma y mediante el procedimiento establecido normativamente de acuerdo a su especie. Hasta ahora sólo este requisito se exigía a perros peligrosos.

Otra de las novedades que plantea el borrador de la Comunidad es la creación de un registro central obligatorio de animales potencialmente peligrosos y un registro de infractores --que antes sólo era obligatorio para perros peligrosos--.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

La ley también especifica que los perros peligrosos serán los únicos animales de este tipo que podrán transitar por la calle salvo lugares de ocio o esparcimiento de menores de edad. Eso sí, quien conduzca a este tipo de canes deberá tener más de 18 años y deberá ponerles el bozal y controlarles con una cadena.

Las personas propietarias, criadoras o tenedoras de mascotas potencialmente peligrosas tendrán la obligación de identificarlos, mediante un microchip o, si el método no es el adecuado por las características del animal, se podrá autorizar excepcionalmente otro sistema de identificación.

Por su parte, también regula las medidas de seguridad de las instalaciones que regulen animales peligrosos como los zoológicos. Así, deben contar con paredes, puertas y vallas adecuadas, señalización visible desde el exterior y, en el caso de especies alojadas en urnas o jaulas, estos habitáculos dispondrán de las características de seguridad, solidez y resistencia.

Deberán contar, asimismo, con autorización municipal para su funcionamiento y cumplir estrictamente con la normativa de prevención de riesgos y salud laborales.

ANIMALES EXÓTICOS

La tenencia de animales exóticos requerirá que las personas propietarias o poseedoras las tengan en condiciones de mantenimiento adecuadas y mantengan una seguridad e higiene correctas.

Por su parte, el personal de los centros de venta de animales tendrá que entregar al comprador un documento en el que conste, como mínimo, el nombre científico de la especie, el número de identificación, si procede, información sobre las características de cada animal, sus necesidades de bienestar, alimentación y sanitarias, posibilidad de transmisión de zoonosis y tamaño alcanzado en estado adulto.

Otra de las novedades importantes del decreto es la disposición transitoria primera del borrador de decreto, que marca un plazo de tan sólo seis meses para que quienes posean animales potencialmente peligrosos y cuya tenencia esté prohibida fuera de los espacios autorizados lo comuniquen al Ayuntamiento de su municipio, a fin de que se adopten las medidas que correspondan, entre las que se podrá incluir la entrega obligatoria a un centro autorizado como el de Tres Cantos.

Es decir, aquellas mascotas exóticas que estén prohibidas en esta nueva ley quedarán a expensas de lo que decida el Consistorio, que tendrán que adaptar sus ordenanzas para adaptarse a la normativa autonómica.

El plazo para presentar alegaciones a este decreto finaliza el 10 de diciembre, tal y como han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería. Algunas asociaciones ya se han organizado para presentar alegaciones para que se concreten las especies consideradas peligrosas por nombre científico.