Concluyen todos los registros en la operación Púnica contra la corrupción

Los detenidos serán interrogados por los agentes antes de ser puestos a disposición judicial

Los empleados del Ayuntamiento de Valdemoro regresan a sus puestos de trabajo

Francisco Granados

madrid

| 28.10.2014 - Actualizado: 16:26 h
REDACCIÓN

La Guardia Civil ha concluido esta madrugada los registros que tenía previstos en el marco de la operación Púnica contra la corrupción, con los practicados en las localidades madrileñas de Parla y Valdemoro.

Fuentes de la investigación han informado de que los registros han terminado poco antes de las seis de la mañana y que en ellos se ha incautado abundante documentación en soporte informático y papel que será analizada ahora por la Guardia Civil.

Los detenidos, que han pasado la noche en las dependencias de la Guardia Civil de Tres Cantos y Las Rozas serán interrogados hoy por los agentes antes de ser puestos a disposición judicial. La Guardia Civil dispone de setenta y dos horas desde el momento de la detención antes de poner a los detenidos a disposición del juez, aunque las fuentes dudan de que se vaya a agotar ese plazo.

En la operación Púnica, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y la Fiscalía Anticorrupción, hay medio centenar de personas implicadas, la mayoría de ellas detenidas ayer y el resto imputadas acusadas de formar parte de una trama de corrupción que en los últimos dos años se adjudicó contratos de varios ayuntamientos y comunidades autónomas por importe de 250 millones de euros a cambio de comisiones ilegales.

LOS EMPLEADOS DEL AYUNTAMIENTO DE VALDEMORO REGRESAN A SUS PUESTOS DE TRABAJO

Los empleados municipales del Ayuntamiento de Valdemoro ya han regresado a sus puestos de trabajo después de que ayer fueran desalojados por la Guardia Civil para practicar registros en el marco de la 'Operación Púnica'.

Según han informado varios empleados del Consistorio valdemoreño, desde primera hora de esta mañana ya han podido incorporarse a sus dependencias después de que durante todo el día de ayer permanecieran fuera de las instalaciones municipales hasta que los agentes concluyeran el registro, que finalizó durante la noche.

Por tanto poco, a poco comienza a volver la normalidad a la administración municipal, aunque a nivel de gobierno queda por saber si se toma alguna decisión después de que hayan sido detenidos el alcalde, José Carlos Boza, y el primer teniente de alcalde, Javier Hernández, en el marco de esta operación.