Comunidad y rectores ayudarán a universitarios sin medios con buen expediente

Los rectores avisan de que no tienen margen para bajar las tasas de matrícula

madrid

| 23.07.2013 - Actualizado: 19:38 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno regional ha acordado este martes con los rectores de las universidades públicas que analizarán "uno a uno" los casos concretos de alumnos que por falta de recursos económicos no puedan matricularse y estudiar en la universidad, según ha adelantado la consejera de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad, Lucía Figar.

Figar ha atendido a los medios de comunicación tras acompañar al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a la reunión que ha mantenido con cinco de los seis rectores madrileños -la Autónoma no ha podido acudir porque estaba de viaje- para analizar, entre otras cosas, la subida de tasas universitarias, un encuentro que ha durado cerca de dos horas y que ha contado también con la presencia del consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio.

La consejera madrileña ha explicado que un "punto de preocupación común" del Gobierno y de los rectores es que es que haya "algún alumno que por dificultad económica o falta de recursos quede fuera cuando tiene rendimiento académico demostrado que le hace acreedor de seguir con los estudios".

Así, ha explicado que han hecho un repaso de los "instrumentos" con los que cuentan para poder evitar que esto sea así, destacando el sistema de becas del Ministerio de Educación, las becas de excelencia del Gobierno madrileño o los nuevos sistemas de fraccionamiento que pueden poner en marcha las universidades para hacer frente al pago de matrícula. También hay algunas universidades que cuentan con sus fondos de emergencia, como la de Alcalá o la Carlos III.

"Hay una serie de instrumentos razonablemente puestos para garantizar la igualdad de oportunidades, pero nos preocupa que pueda darse el caso que cuando el Ministerio de Educación resuelva la convocatoria de becas, se quede alguno fuera", ha señalado Figar, quien ha explicado que la resolución de estas becas suele ser entre febrero y marzo, y será entonces cuando se verá "si hay algún caso por atender".

DATOS DE ALUMNOS

No obstante, Figar ha explicado que la Comunidad confía y espera que este año los datos vayan en la línea del año pasado, cuando hubo 800 alumnos más de nuevo ingreso y 1.400 becados más que en el curso académico anterior. Además, ha recordado que de los 188.000 alumnos universitarios en Madrid, el 30 por ciento (unos 60.000), están con becas, bonificados o con exenciones.

Preguntada sobre si conoce cuántos alumnos no han podido estudiar este curso por las dificultades económicas, Figar ha señalado que son "datos que no conoce nadie" y que es hablar de "conjeturas". Lo que sí es conocido, ha dicho, es lo ocurrido con los alumnos que habiendo pedido la beca del Ministerio de Educación, en marzo vieron que se les había denegado y se encontraron con ciertos problemas.

En concreto, ha recordado el caso de los 3.500 alumnos de la Universidad Complutense de Madrid, que a finales de este curso se encontraron con un problema interno pues coincidiendo la resolución de la beca y la falta por pagar las tasas y matrícula, la universidad, por un error informático les dio de baja en la 'intranet'.

Este problema se resolvió de distintos modos. Así, se estableció un sistema de fraccionamiento de las tasas o matrícula, y se comprometieron desde el organismo rector a estudiar los casos concretos de personas que no pudieran hacer frente a los pagos. Según la consejera, y haciendo referencia a datos de la universidad, son finalmente 70 alumnos los que se han visto en estas circunstancias.

REUNION "FRANCA Y CORDIAL"

Figar también se ha referido al "tono" del encuentro y ha asegurado que ha sido una reunión "franca y "cordial". De hecho, ha añadido que no cree que los rectores se hayan ido "enfadados" -aunque estaba previsto que atendieran a la prensa, se han ido sin hacer declaraciones-.

Además, ha explicado que lo que han hecho ha sido trasladarle la "situación dificilísima" que tiene la Comunidad "desde el punto de vista presupuestaria", con un "ajuste brutal" en un solo ejercicio económico, el presente 2013, de 2.800 millones de euros, que les "obliga" a "más que apretar el cinturón en todas las políticas".

El encuentro también ha servido para que el Gobierno madrileño les haya trasladado el "apoyo" que han prestado desde la Comunidad "a la universidad pública", destacando el "rescate" de 78 millones de euros para que las universidades Complutense y Politécnica puedan hacer frente al pago pendiente con proveedores.

Asimismo, Figar ha recalcado que tienen el compromiso de seguir con el "diálogo" permanente con los rectores y mantener el programa de becas de excelencia y de "seguir apoyando la investigación" con distintos programas, como una convocatoria especializada en tecnología que saldrá "a finales de año", según ha concretado.

Figar ha explicado que los rectores han trasladado al Gobierno madrileño su "preocupación por el panorama universitario", ya no sólo por la subida de tasas sino por la "falta de ayudas en investigación por parte del Gobierno central" o por el decreto de límite de reposición del profesorado o las convocatorias de becas.

El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de Madrid (CRUMA), Fernando Galván, ha avisado de que la subida de tasas universitarias va ligada a una menor financiación pública a este nivel educativo, por lo que los centros no tienen "margen" para rebajar los precios máximos fijados.

El también rector de la Universidad de Alcalá de Henares ha señalado el rechazo de los responsables universitarios de las seis universidades públicas a la subida de tasas y ha explicado que el consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, han informado a los rectores que la subida se debe a las dificultades que tiene Madrid para cumplir el objetivo de déficit que establecerá el Gobierno de la nación para la Comunidad de Madrid.