Comienzan las obras de la M-513 en Boadilla, Pozuelo y Brunete

La Comunidad de Madrid va a actuar en 109 kilómetros de carreteras de la red regional

madrid

| 14.07.2017 - 13:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pedro Rollán, ha visitado las obras de mejora del firme de la M-513 que se llevarán a cabo hasta el 30 de agosto y que afectará a las localidades de Boadilla, Pozuelo y Brunete, cuyos alcaldes le acompañaron en la visita. La Comunidad de Madrid va a actuar en 109 kilómetros de carreteras de la red regional durante los meses de verano, con un presupuesto de 18,6 millones de euros, con objeto de mejorar la seguridad vial.

Las obras han obligado cortar 6,8 kilómetros de esta vía y está previsto que concluyan el próximo 30 de agosto.

Rollán ha explicado que durante los próximos tres meses, entre julio y septiembre, el Gobierno acometerá siete actuaciones de mejora del trazado, del firme y de la seguridad en diferentes puntos de la red regional, que beneficiarán a 109 kilómetros de carreteras y un total de 15 municipios.

Los trabajos de mejora del firme en la M-513 se realizarán en 16,8 kilómetros, desde el punto kilómetrico (PK) 0 al 16,84. Se emplearán 109.633 metros cuadrados de microaglomerado, 244.404 metros cuadrados de fresado, 13.287 toneladas de aglomerado y 58.180 metros cuadrados de reciclado en frío.

El presupuesto de licitación alcanza los 3,7 millones de euros, ha dicho Rollán.

"Se trata de una serie de actuaciones que se suman a las puestas en marcha el año pasado y que, principalmente, redundan en seguir mejorando y conservando nuestras infraestructuras viarias para una mayor comodidad y seguridad en la conducción", ha explicado.

Las necesidades técnicas han aconsejado el cierre parcial de la M-513, concretamente en el tramo que discurre entre el PK 10 y el 16,840, debido a que la vía, durante su proceso de reparación, precisará de un periodo de asentamiento del firme.

La alcaldesa de Pozuelo, Susana Pérez Quislant, ha destacado que esta obra es "muy importante para la zona del noroeste" y una "demanda vecinal en los tres municipios". Es una carretera "con mucho tránsito y es una mejora muy necesaria", ha señalado.

El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, ha agradecido a la Comunidad esta medida que llevan pidiendo "mucho tiempo", que "mejora la seguridad" de una conexión con pueblos con "muchos vecinos". "Mejoras viales que, entre otras cosas, hacen prosperar a los municipios", ha apostillado.

Asimismo, el regidor de Boadilla, Antonio González Terol, ha pedido perdón a "los ciudadanos por las molestias que estos cortes pueden ocasionar" pero ha elogiado el "buen Gobierno de la Comunidad" que decide hacer estas obras cuando hay menos tránsito de personas.

Por otra parte, en estas obras no ha sido necesario suspender ni las 9 rutas de autobuses interurbanos que circulan por la zona, ni tampoco el acceso de particulares a fincas y caminos, ya que estos sí pueden acceder al tramo cortado.

Para minimizar las molestias, la Dirección General de Carreteras ha dispuesto itinerarios alternativos.

El resto de actuaciones previstas este verano serán en la M-506, entre Alcorcón y Pinto, con la mejora de 20 kilómetros; la M-510 con 6,7 kilómetros de actuaciones, entre Valdemorillo y Navalagamella, y 5,5 kilómetros entre Collado Villalba y Galapagar; y la M-505 entre Las Rozas y Galapagar, donde se reforzarán 20,3 kilómetros de vía.

También se reparará la M-600 entre El Escorial y Brunete, con la reposición de 29,6 kilómetros de firme; y finalmente, la M-604 entre el Puerto de Navacerrada y Cotos, donde se actuará a lo largo de 7 kilómetros, completando así la actuación realizada el año pasado en la subida al puerto.

En su conjunto, para las siete actuaciones se emplearán 121.313 toneladas de aglomerado y más de 864.000 metros cuadrados de microaglomerado.

"Mejoras como las iniciadas hoy han contribuido a reducir, a lo largo de los últimos años, la siniestralidad en las carreteras de la región", ha concluido Rollán.