Comienza a prestar servicio el autobús que une la Cañada y Vicálvaro

Funcionará entre las 7.15 y las 19.55, de lunes a viernes, con una frecuencia de paso de 60 minutos y una sola parada

madrid

| 01.02.2017 - 12:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El servicio especial de la EMT que conecta el asentamiento de la Cañada Real con Puerta de Arganda, en Vicálvaro, comienza a funcionar con autobuses entre las 7.15 y las 19.55 que operan de lunes a viernes con una frecuencia de paso de 60 minutos y una sola parada.

"Hoy es importante porque se hace realidad una responsabilidad histórica de los vecinos", ha destacado el delegado de Coordinación Territorial de la capital, Nacho Murgui en el viaje inaugural de la línea y acompañado por el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno autonómico, Ángel Garrido.

Garrido ha valorado el compromiso con los vecinos de la Cañada y la voluntad de colaboración entre ambas administraciones que viven un "momento francamente bueno", donde aunque se defiendan intereses propios "están saliendo muchos acuerdos y tienen que salir cada vez más".

En la presentación del servicio, demandando por los vecinos para paliar el aislamiento del asentamiento ilegal, ha participado además el delegado de Economía y Hacienda y concejal presidente de Vicálvaro, Carlos Sánchez Mato, que ve la lanzadera como un "puente entre dos realidades, la Cañada y el distrito administrativo del que depende", Vicálvaro.

El servicio especial se regirá por las tarifas habituales de la EMT, pero sólo prestará servicio de lunes a viernes. Su recorrido arranca en Puerta de Arganda, donde hay conexión con otras cinco líneas de autobús, la línea 9 de metro y cercanías, y tiene una única parada: la rotonda de acceso a la Cañada.

La línea, que conecta los sectores dos y tres del asentamiento, comienza a las 7.15 en la cabecera de Puerta de Arganda y a las 7.55 arranca en la Cañada y finaliza a las 19.55 y a las 19.15, respectivamente.

Para Vanesa Valenzuela, presidenta de la asociación de vecinos de los sectores dos y tres, el horario es "un poco restrictivo", aunque ha celebrado que se haya conseguido una reivindicación que hacen desde los 80, "con el tiempo y con el uso", espera, que se amplíe el servicio. Hasta ahora, los vecinos sólo podían usar coche privado.

El horario se ha establecido en función de la "demanda real" y coincidiendo con los horarios escolares y de trabajo, pero "en función de cómo se desarrolle el uso de la línea se podrán revisar esos elementos", ha explicado Murgui.

Con un coste de 210.000 euros cofinanciados entre la Comunidad y el Ayuntamiento, esta línea es la primera de las dos anunciadas para la Cañada, le seguirá la que conectará el asentamiento con la Villa de Vallecas, que puede estar lista en torno al mes de abril, según Garrido.

Para Murgui la nueva línea de autobús es "una meta volante hasta le meta definitiva": solucionar el problema de la Cañada Real, un asentamiento que se extiende a lo largo de 14,4 kilómetros y afecta a los municipios de Madrid, Rivas y Coslada y en el que viven en torno a 7.000 personas.

En el acto han participado además los comisionados del Ayuntamiento y de la Comunidad para la Cañada, Pedro Navarrete y José Antonio Martínez Páramo, respectivamente, el director del Consorcio de Transportes, Alfonso Sánchez, y el de la EMT, Álvaro Fernández.