Comienza la siguiente fase de la remodelación de la avenida de la Libertad de Getafe

Remodelación de la Avenida de la Libertad (Archivo)

madrid

| 16.06.2014 - 08:30 h
REDACCIÓN
Más sobre: GetafeSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La siguiente fase de la remodelación de la avenida de la Libertad de Getafe, que lleva cuatro meses en obras en uno de sus tramos, comenzará el próximo lunes 16 de junio en otros dos tramos más, por lo que el Ayuntamiento ha puesto en marcha un plan de movilidad en esa zona del barrio del Sector III que durará dos meses.

Los trabajos continuarán ahora en el tramo comprendido entre la calle Espiga y la avenida Juan Carlos I, y entre la calle Isla de Bohol y la avenida de Europa, que quedarán totalmente cortados al tráfico, por lo que se verán afectados los recorridos de cinco líneas de autobuses.

Las obras, que se iniciaron a principios de este año con una inversión de 2,2 millones de euros del Plan Prisma, se extienden a lo largo de dos kilómetros desde la esquina con la calle Tablas de Daimiel, junto al paso elevado de la calle Juan Carlos I sobre la A-42, hasta el acceso a la A-42 localizado junto a la calle Campo de Montiel.

En total, 31.040 metros cuadrados de actuación en los que se está demoliendo por completo la anterior calzada y creando otra con un carril por sentido y una banda de aparcamientos en uno de los lados.

Asimismo, se han proyectado nuevos pasos de peatones, la renovación de la señalización horizontal y vertical, la pavimentación de las aceras y calzadas, el acondicionamiento de los aparcamientos y la renovación del alumbrado público para lograr una mayor eficiencia energética.

Una de las partes de esta actuación es la renovación de la red de saneamiento que implica la creación de una serie de colectores secundarios y la ejecución de nuevo sumideros.

Estas obras fueron muy demandadas por los vecinos de la zona que incluso protagonizaron varias movilizaciones hace más de un año en protesta por el pésimo estado de la vía y el retraso en el inicio de las obras de acondicionamiento.

Los afectados denunciaron que, desde que hace seis años se puso en marcha el segundo colector de esta avenida, sufrían los peligros que supone el deterioro constante de la misma con hundimientos en distintas zonas.