Dos acusados aceptan 15 años de prisión por asaltar a una casa del Barrio del Pilar

madrid

| 10.10.2011 - 11:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los dos hombres acusados de asaltar con violencia a una familia en su piso del barrio del Pilar en 2010, donde llegaron a golpear y a maniatar a un menor, han reconocido hoy los hechos en la Audiencia Provincial y han aceptado una pena de quince años de cárcel. "Me encuentro satisfecha porque me han dicho que después de los quince años les echan del país" -ambos acusados son de nacionalidad colombiana-, ha comentado la mujer víctima del robo en la puerta del tribunal madrileño.

"DIJERON QUE MATABAN A MI NIÑA, DE CINCO AÑOS”

La víctima ha recordado que el asalto ha provocado la ruptura con su pareja, y que los cuatro miembros de la familia han necesitado ayuda psicológica. "Dijeron que mataban a mi niña -de cinco años y que durante el robo permaneció dormida- y al niño -de quince años- le cortaron un poco la oreja", ha recordado la mujer, que ha explicado que por el sufrimiento que pasó en esos momentos no ha podido olvidar "los ojos" de uno de ellos, al que reconoció en varias ruedas de reconocimiento.

Los procesados, Luis Hernán L.H. y Carlos Enrique M.V., han reconocido sus delitos ante el tribunal, aunque el fiscal y la acusación particular han mantenido la petición de veintisiete años y medio de prisión por tres delitos de detención ilegal, un robo con intimidación en casa habitada, lesiones, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública.

Ambos acusados han aceptado el relato de los hechos leído en la sala, en el que se especifica que el 3 de febrero de 2010 entraron en un garaje situado en el Camino de Ganapanes, cubiertos con pasamontañas y con pistolas y cuchillos. Allí golpearon y metieron en el maletero de su propio vehículo a un vecino, Carlos Eduardo A.H., a quien propinaron varias descargas con una pistola eléctrica y luego le robaron las llaves de su piso.

Después, los dos hombres que han comparecido hoy en la sala entraron en la vivienda, inmovilizaron a la pareja de la víctima, golpearon a su hijo de quince años y amenazaron con matar a la hija de cinco años que estaba durmiendo.

Después, los procesados sustrajeron diversos objetos de valor, algunos de los cuales fueron encontrados por la Policía en la vivienda de los acusados, que también poseían cuatro pistolas, una de ellas eléctrica para descargas de 600.000 voltios de tensión, y varias bolsas de cocaína.

Los abogados de las defensas han explicado que la sentencia fijará seguramente entre doce y quince años la pena para sus clientes, ya que han acordado con el tribunal de la sección quinta que se les condene solo por el delito más grave, que es el de robo con intimidación en vivienda habitada.