"Mientras uno me violaba, otro me agarraba", dice una de las chicas

Juicio al violador múltiple que actuaba en la Casa de Campo

Se enfrenta a 155 años de prisión por agredir sexualmente hasta ocho mujeres

(archivo)

madrid

| 11.06.2012 - 08:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un violador en serie que actuó en la madrileña Casa de Campo entre 2008 y 2009 ha reconocido en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid que agredió, junto con otra persona ya fallecida, a cinco de las siete chicas que le acusan, en su mayoría prostitutas, y ha admitido que su 'modus operandi' era siempre el mismo; les abordaba, golpeaba, violaba y robaba. "Este hombre que está ahí me ha violado", ha dicho una de las agredidas.

El procesado se ha sentado en el banquillo de los acusados por agredir sexualmente a siete mujeres entre octubre de 2008 y febrero de 2009 en la madrileña Casa de Campo, donde las mismas ejercían la prostitución. Se le imputa siete delitos de agresión sexual; tres de agresión sexual; seis de robo con violencia; lesiones; y cuatro faltas de lesiones. Se enfrenta a una petición fiscal de 155 años de cárcel.En su declaración, el procesado ha reconocido a preguntas de la fiscal que golpeó y violó a cinco de las siete chicas que le acusan. Según su versión, las víctimas fueron violadas también por otra persona, de la misma nacionalidad ya fallecida.

La primera de las agredidas --el 8 de octubre de 2008-- ha relatado que se dirigía sobre las diez de la noche a ejercer la prostitución cuando fue abordada por un hombre. "Me obligó a desnudarme y me violó. Después, me quitó el dinero que llevaba y el móvil", ha narrado. "Mientras uno me violaba, el otro me agarraba y se intercambiaban las posiciones", ha contado.Además, ha señalado que meses después fue abordada por los mismos hombres en una segunda ocasión en el mismo lugar cuando iba acompañada de otras dos chicas, siendo abordadas. "Los hombres nos llevaron a una zona poco transitada. Nos desvistieron, nos golpearon e hicieron lo mismo que anteriormente", ha indicado y ha señalado que los hombres huyeron al ver a una persona que paseaba a su perro por el lugar.

Otra de las agredidas --7 de febrero de 2009-- ha señalado que se encontraba caminando en la Casa de Campo cuando un hombre de raza negra la empujó. "Me agarró la ropa y caí rodando. El hombre me cacheó para robarme y llamó a un chico por teléfono", ha narrado. "Me violaron los dos mientras me golpeaban. Me dejaron a las dos de la madrugada y llamé a la ambulancia", ha añadido.

Por videoferencia, otra de las chicas -15 de enero de 2009-- ha contado que sobre las 7.00 horas de la mañana unos chicos le abordaron a ella y a una amiga. "Este chico y su compañero vinieron por detrás con un palo. Nos atraparon. Me violaron. Fueron muy violentos. Ese chico que esta ahí me ha violado", ha dicho. ACUSACION DEL FISCAL

Según el fiscal, la primera agresión de la que se le acusa se produjo el 11 de octubre de 2008. El acusada se encontraba en compañía de otra persona ya fallecida y abordaron a una joven en la Casa de Campo. "La cogieron fuertemente por el cuello, la golpearon y la llevaron a una zona poco transitada, oculta por unos árboles", relata el fiscal en el escrito de acusación. Allí la violaron los dos y le robaron 60 euros, un abono transporte y un teléfono móvil.

En el resto de los casos, el 'modus operandi' era similar. Los dos hombres abordaban a las mujeres y las trasladaban a zonas poco transitadas para violarlas. En uno de los casos, agredieron a dos amigas.El procesado se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el 13 de febrero de 2009, habiéndose prorrogado su situación de prisión provisional.

Además de la pena, el fiscal pide que se le prohíba aproximarse a la víctima a una distancia inferior a 300 metros y comunicarse con ellas por cualquier medio de comunicación. Asimismo, deberá indemnizar a cada una de sus víctimas con 30.000 euros.