COGAM condiciona la asistencia de Garrido al Orgullo a que ofrezca "compromisos serios" | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

COGAM condiciona la asistencia de Garrido al Orgullo a que ofrezca "compromisos serios"

"No creemos ahora mismo que haya motivos para invitar a la Comunidad de Madrid", ha declarado Jesús Grande

La próxima semana Jesús Grande mantendrá otro encuentro con el presidente regional, Ángel Garrido

Angel Garrido que señala que "hablando se entiende la gente" sostiene que "esperaremos a ser invitados"

madrid

| 29.06.2018 - Actualizado: 20:33 h

Redacción Agencias

El presidente de COGAM, Jesús Grande, ha manifestado que permitirán que los representantes de la Comunidad de Madrid, entre ellos el presidente regional, Angel Garrido, acudan a la marcha del Orgullo Gay, que recorrerá el 7 de julio las calles de Madrid, si se ofrecen "compromisos serios y firmes" de cumplimiento de normativas. "No creemos ahora mismo que haya motivos para invitar a la Comunidad de Madrid", ha declarado a los medios.

Colectivos LGTB se han reunido este mismo viernes con la consejera de Políticas Sociales y Familia, Lola Moreno, con el consejero de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos, y con el propio presidente en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, justo la misma semana que se han anunciado que tanto a estos representantes como a los miembros del PP no se les invitará a la marcha.

El presidente del colectivo LGTB de Madrid Cogam, Jesús Grande, ha dicho hoy que "ahora mismo no hay motivos para invitar a la Comunidad" a la manifestación del Orgullo del 7 de julio, aunque la próxima semana mantendrá otro encuentro con el presidente regional, Ángel Garrido, para "debatir esta postura".

Según ha explicado, esta decisión responde a una "medida de presión" ya que el Gobierno regional es "una institución que tiene la obligación de cumplir la legislación" y "lleva dos años de retraso en el cumplimiento" de dos leyes relacionadas con el colectivo LGTBI.

"Consideramos que este año no ha habido pasos suficientes como para justificar la presencia de la Comunidad de Madrid", ha insistido.

Además ha sostenido que los convocantes de la manifestación "no tienen ninguna obligación de invitar" a las administraciones y si lo hacen es "por cortesía".

Tras posar juntos en el balcón, en el que luce ya la bandera arcoíris, Grande ha manifestado que la próxima semana debatirán si finalmente están invitados pero que, a día de hoy, la situación está "un poco dura". "Ahora mismo no creemos que haya motivos para invitar a la Comunidad", ha dicho. En este sentido, ha desgranado que hay dos normativas, la de Transexualidad y contra la LGTBIfobia, que están aprobadas desde hace dos años pero que llevan "demasiado retraso" según todas las entidades LGTB, no solo las convocantes, y que se trata de una "medida de presión" para que estas leyes se cumplan "con un plazo".

Grande, que ha afirmado que tiene "amistad" con el presidente y que se conocen desde hace tiempo, ha asegurado que no se han producido "ningún tipo de amenazas", ni que tampoco ha habido "ningún tipo de presión" de que se vayan a perder subvenciones si no se les invita a la marcha. Asegura que se han tergiversado las palabras pronunciadas sobre ello, que solo transmitían su preocupación porque esto se pudiera llegar a producir.

"HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE"

A estas palabras ha recogido el guante Garrido, posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación. El presidente ha defendido que por su cabeza jamás pasaría "hacer algo semejante", ni siquiera si hubiera habido algún problema institucional. Además, ha puesto el foco en que las subvenciones no son solo para que los disfruten los colectivos sino todas las personas. Además, Garrido ha asegurado que están "cumpliendo la ley", como hacen con todas las normativas que se aprueban en la Asamblea, aunque a veces "hay cosas que van con más celeridad y otras con menos".

El dirigente madrileño les ha pedido a las asociaciones que si hay algún problema, con asuntos trascendentes para el colectivo, se lo trasladen para "trabajar" en ello. "Hablando se entiende la gente", ha defendido, para a continuación incidir en que en el pasado Consejo de Gobierno analizaron tanto el desarrollo del protocolo de la ley en los centros educativos como el protocolo de las tarjetas.

En este punto, ha manifestado que quizás se puede tratar de "una falta de comunicación" y de haber sido "incapaces de transmitir la información y los pasos que se iban dando". "Lo que quiero hacer es trabajar por la integración porque las relaciones institucionales sean lo mejor posible", ha dicho.

Por el momento, ha manifestado Garrido, no acudirá a la marcha porque él solo va a los sitios a los que lo invitan aunque, a su parecer, sería "un error y malo para los fines que persigue el colectivo LGTBI que no estuviera la Comunidad. Nosotros esperaremos a ser invitados, cosa que espero que ocurra", ha remarcado.

Así, Gobierno regional y colectivos se han emplazado para hablar la próxima semana y transmitirse toda la información "importante" para el colectivo. Garrido ha defendido que están "dispuestos a todo" y que la intención del Gobierno es "cumplir"