Coca-Cola plantea cambiar condiciones laborales a la plantilla además del ERE

Los trabajadores se concentran en las oficinas de la Castellana al grito de 'Si Madrid no fabrica, no consume'

Las ventas de Coca-Cola en Madrid han caído un 40% en las dos semanas de huelga, según el Comité de Empresa

madrid

| 07.02.2014 - 12:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El embotellador único de Coca-Cola ha anunciado a los sindicatos su intención de realizar un cambio en las condiciones de trabajo, organizativas, retributivas y sociales de toda la plantilla que quede a futuro, además del ERE ya planteado, que afectará a 1.253 personas.

Según han detallado fuentes sindicales, los técnicos plantearon ayer a los sindicatos en una reunión llevar a cabo un ordenamiento laboral para la plantilla del embotellador único de Coca-Cola, además del ERE, que supondría un cambio de las condiciones de trabajo y organizativas.

Esos cambios afectarían, según las mismas fuentes, a los sueldos, categorías y competencias, entre otros ámbitos. Lo que supondría "un cambio sustancial de las condiciones de trabajo", a juicio de CCOO, sindicato que lo ha rechazado alegando que esa negociación de ámbito general no se puede realizar en el marco del ERE propuesto. Por su parte, fuentes del embotellador único, Coca-Cola Iberian Partners, no han querido realizar declaraciones al respecto.

En la reunión de este jueves, CCOO solicitó que se aporte a la mesa de negociación el contrato existente entre Coca-Cola y su embotellador único, por "si hubiera algún grado de corresponsabilidad". Requirió, además, que se les entreguen las auditorías realizadas a las embotelladoras antes de que se creara el embotellador único, así como un estudio del impacto ecológico y medio ambiental que el nuevo proceso organizativo puede tener en España.

CCOO fue el único sindicato que en la reunión de ayer reiteró, por tercera vez, que se retirara el ERE de la mesa de negociación y se abrieran unas nuevas conversaciones bajo otras bases. Se trata de una petición a la que ayer no se sumó UGT, que volvió a la mesa de negociación, pese a haber anunciado el día anterior que la abandonaba si la empresa no retiraba el ERE.

Por su parte, USO solicitó al embotellador único que les facilite las condiciones del plan social y una lista con las personas a las que afectarán los despidos (772) y las recolocaciones (481), un requerimiento criticado por CCOO y que provocó un alboroto entre los trabajadores ubicados a las puertas del hotel en el que se celebraba la reunión.

30 DÍAS DE SALARIO, CON UN MÁXIMO DE 18 MENSUALIDADES

Ayer las condiciones del plan social no se pusieron sobre la mesa, pero suponen -según el plan social -, 30 días de salario, con un máximo de 18 mensualidades para los trabajadores despedidos.

En el caso de los afectados con edad igual o superior a los 58 años, percibirán desde la fecha de extinción del contrato y hasta que cumplan 63 años una cantidad neta, que sumada a la prestación neta de desempleo alcance un 70% del salario neto percibido por el trabajador en el momento de la extinción del contrato. Esta cantidad no podrá ser inferior a 20 días de salario por año de servicio, con el límite de doce mensualidades.

Para los trabajadores afectados por las recolocaciones, quienes deberán solicitar uno de los puestos que ofrecerá la compañía durante los siete días siguientes a la finalización del periodo de consultas, se ofrecerá 5.000 euros por gastos de traslado si la distancia entre el centro de origen y el de destino es superior a 75 kilómetros.

La mesa de negociación se volverá a reunir los días 12 y 13 de febrero y hoy está prevista una nueva concentración a las puertas de la sede del embotellador único en Madrid.