Cobo pide "coherencia" a Berzosa, por autorizar fiestas universitarias que luego "se le van de las manos"

Segun Valcarce agentes de seguridad tratarán de erradicar el botellón en la Complutense

madrid

| 17.02.2011 - Actualizado: 14:56 h
REDACCIÓN

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ha pedido este jueves "coherencia" al rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Berzosa, quien primero autoriza fiestas "en las que se puede beber alcohol" en la Ciudad Universitaria, y luego solicita al Ayuntamiento de la capital ayuda porque "se les va de las manos".

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil se ha referido a los incidentes que se registran muchos fines de semana en la Ciudad Universitaria, hasta donde muchos jóvenes madrileños se acercan para hacer botellones que, en ocasiones, degeneran en actos de vandalismo contra el patrimonio público.

"Pedimos un poquito de coherencia, porque cuando en la Universidad se autorizan un número de fiestas de todo tipo --pasos de Ecuador, pasos de paralelo, pasos de lo que sea...-- en las que se autoriza el consumo de alcohol, a veces se les va de las manos y llaman al Ayuntamiento porque aquello se ha disparado, pero luego es muy difícil cortarlo", ha indicado Cobo, reconociendo que, en cualquier caso, también los responsables municipales "también tienen que tener" ese sentido común.

Además, ha señalado que en la reunión mantenida ayer entre responsables del área de Gobierno de Seguridad y Movilidad, la Universidad y la Delegación del Gobierno se "puso de manifiesto que el Rectorado, las facultades, etcétera tienen que tener esa coherencia y que ha solicitado el responsable de la Policía Municipal". Sin embargo, el vicealcalde no ha respondido a si el Consistorio planificará medidas excepcionales para intentar atajar estos problemas en la Ciudad Universitaria.

VALCARCE: AGENTES DE SEGURIDAD TRATARÁN DE ERRADICAR EL BOTELLÓN DE LA COMPLUTENSE

Por su parte la delegada de Gobierno, Amparo Valcarce, ha asegurado que Ayuntamiento de Madrid, la Universidad Complutense de Madrid y la propia Delegación gubernamental han alcanzado un acuerdo para reforzar la seguridad en el campus de Ciudad Universitaria y "erradicar" el vandalismo y la práctica del botellón, tras la reunión que mantuvieron ayer, después de que el pasado fin de semana un grupo de vándalos rompieran la llamada "Estatua de la Antorcha" que hay en la plaza de la Facultad de Medicina.

Según Valcarce las administraciones se coordinarán para garantizar la seguridad en el campus, evitar el consumo de alcohol en la calle, y el vandalismo.

A raíz de los hechos ocurridos la noche del viernes al sábado, representantes de la Universidad Complutense pidieron ayuda al Gobierno y el ayuntamiento para acabar con un problema que sufren desde hace años. Con ello pretenden acabar con este fenómeno, y "concienciar a los jóvenes de que está bien que se diviertan, pero no que ensucien, y ocasionen daños en los bienes públicos" que luego tiene que arreglar la universidad, puntualizan fuentes de la misma.