Ciudadanos sólo se plantea pactos puntuales con Cifuentes o Gabilondo

Ignacio Aguado, C'S Madrid

madrid

| 15.03.2015 - 13:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, se sentiría "más cómodo" gobernando o apoyando a un Ejecutivo autonómico en minoría mediante pactos puntuales sobre leyes concretas.

Así lo expuso en un encuentro informativo en Servimedia, donde aseguró que prefiere los pactos puntuales a una Gobierno conjunto o un acuerdo de legislatura, porque de esta segunda forma "te puedes pillar los dedos" y con la primera "no hay favores" que devolver.

Aguado se refería así a la situación que puede darse en la Asamblea de Madrid tras las elecciones autonómicas del 24 de mayo. Según los sondeos, Ciudadanos puede ser decisivo para que, tras los comicios, gobiernen la cabeza de lista del PP, Cristina Cifuentes, o del PSOE, Ángel Gabilondo.

ACUERDOS SOBRE PROGRAMA

En este sentido, Aguado, en la línea de lo manifestado otras veces por el presidente nacional de su partido, Albert Rivera, mostró su disposición a los pactos, pero siempre que sea para sacar adelante puntos del programa electoral. "Para que me den dos consejerías, no pactamos", adelantó. "Si no, estaremos perfectamente tranquilos en la oposición o gobernando en minoría".

En opinión de Aguado, que sólo se pueda gobernar con estabilidad parlamentaria "es un cliché", porque "gobernar en minoría dinamiza las cámaras, obliga a buscar pactos puntuales con unos o con otros en función del tema". En todo caso, recordó que los pactos estables también serían auditados cada seis meses por el Comité Nacional de Pactos Postelectorales creado por Ciudadanos.

El candidato del partido a la Comunidad está conforme con que este órgano apruebe o deniegue los acuerdos que le propongan las agrupaciones autonómicas, porque los pactos que surjan de las elecciones de mayo "pueden condicionar" los que se hagan tras las elecciones generales. Él, aseguró, tratará de firmar los suyos "en consonancia con la dirección estatal".

"HOJA DE RUTA SENSATA"

A priori, avanzó que "con el PP de Bárcenas o con un PSOE centrado en sus problemas internos, no tenemos nada que pactar", pero dejó la puerta abierta a hacerlo si les ve "actitud de querer cambiar las cosas".

Por el momento, encuentra al PP "incapaz de proponer un programa creíble, una hoja de ruta sensata" y al PSOE de presentar una alternativa en 20 años, algo que dudó de que el candidato socialista, Ángel Gabilondo, pueda cambiar en dos meses y medio.

Además, la manera en que ambos partidos han nombrado en el último momento a sus candidatos, Cristina Cifuentes y el propio Gabilondo, por las malas expectativas electorales de los anteriores no le parece un modelo de regeneración democrática, sino de la vieja política. No obstante, Aguado, que no conoce personalmente a sus rivales, espera con ellos una relación educada sin más problemas que los relativos a la confrontación de ideas.

"INDIGNACIÓN INICIAL"

El candidato de Ciudadanos reconoció que de momento no ha mantenido ningula relación formal ni informal con las direcciones madrileñas del PP, el PSOE, UPyD ni Podemos.

Sobre partido de Pablo Iglesias, Aguado dijo que les une a Ciudadanos la "indignación inicial" y las ganas de cambiar las cosas, pero que las propuestas de ambos partidos van "en sentido contrario: ellos defienden la economía del subsidio y la intervención y nosotros la economía del crecimiento y los emprendedores".

A Podemos le recriminó también que haya abusado del discurso de nuevos partidos contra viejos partidos, porque "hay que hacer propuestas, no echar a los que están para ponernos nosotros", y que ha intentado "renunciar a su esencia" de izquierda "por el mero hecho de intentar llegar al poder". Para Aguado, "hay que ser fiel a lo que eres e intentar sumar a tu carro a los demás; si no, no vas a tener credibilidad".

En este sentido, el candidato de Ciudadanos afirmó que el suyo no es "un partido de izquierdas ni de derechas", sino que está "fuera de ese marco mental", pues tiene, y él también personalmente, valores liberales y socialdemócratas. Por eso, y aun entendiendo que la gente quiera ubicarles, no cree que se vaya a dibujar un mapa político de cuatro partidos en el que el PP y ellos están en la derecha y el PSOE y Podemos en la izquierda.