Cinco detenidos en Madrid por un robo con intimidación, uno de ellos menor

Se incautaron armas blancas y de fuego

madrid

| 14.05.2016 - 16:01 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la policía nacional y municipal de Madrid han detenido por un supuesto delito de robo con intimidación a cinco jóvenes de nacionalidad dominicana, uno de ellos menor de edad, al que incautaron un machete y un arma de fuego.

Según ha informado la Policía municipal de Madrid en una nota de prensa, la detención tuvo lugar la pasada madrugada en la calle General Ricardos, en el distrito de Carabanchel, cuando un patrulla de este cuerpo "observó un grupo de jóvenes que salían corriendo al percatarse de su presencia". Un grupo de tres personas manifestaron a los agentes que "les acababan de acometer con armas blancas y amenazándolos de muerte".

Los presuntos asaltantes huyeron en varias direcciones, pero los agentes pudieron retener a cuatro de ellos con la ayuda de otras patrullas de la Policía Municipal y del Cuerpo Nacional de Policía. Estos cuatro jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y los 19 años, fueron llevados a la comisaría de Carabanchel para ser puestos a disposición judicial.

El quinto, de 17 años y que fue trasladado al grupo de menores del Cuerpo Nacional de Policía, consiguió escapar en un primer momento y se refugió en el interior del metro. Fue perseguido e interceptado por los agentes cuando se disponía a montar en un convoy que acababa de llegar y en el que pretendía huir.

Tras un cacheo de seguridad, se le encontró una bandolera oculta dentro de la ropa que contenía una pistola cargada del calibre 9 milímetros. También se le intervino un machete de 58 centímetros con funda que había arrojado al interior de una papelera. Las víctimas aseguraron que fue esa persona la que dirigió el robo, poniéndoles el machete en la boca del estómago "mientras les preguntaba en todo momento si eran trinitarios".