Cinco detenidos al desarticularse una red de venta de cocaína en Móstoles

madrid

| 26.12.2011 - 11:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha desarticulado un importante punto de venta y distribución de droga en Móstoles, operación que se ha saldado con la detención de cinco personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado, la investigación se abrió el pasado mes de octubre, cuando agentes de la Policía Nacional detectaron a una mujer que distribuía droga a pequeña escala por los alrededores de su domicilio.

Tras diversas pesquisas, la Policía localizó a todo un grupo de individuos, cada uno de ellos con una función muy concreta, que permitía llevar a cabo todo el proceso de distribución de la sustancia estupefaciente. La primera mujer que fue identificada por los agentes era la encargada del menudeo en las calles de Móstoles, mientras que el resto de los detenidos se encargaban o de la adquisición, o del transporte o el suministro posterior a los pequeños vendedores, o de la manipulación y corte de la sustancia.

Después de numerosas gestiones, dificultadas por las numerosas medidas de seguridad que los detenidos tomaban en sus movimientos diarios para evitar el control policial, los agentes localizaron un total de tres domicilios relacionados con la ilícita actividad. En el registro los agentes intervinieron unos dos mil euros en efectivo, cien gramos de cocaína, setenta de hachís, casi 400 gramos de sustancia de corte, y diversos útiles para el tratamiento de la droga como básculas y plásticos para la elaboración de papelinas.

También se incautaron de teléfonos móviles o de los vehículos que se utilizaban para el transporte de la sustancia. Con esta operación se da por desarticulado el grupo encargado de la distribución a pequeña escala de cocaína más operativo de la ciudad de Móstoles que, al moverse siempre por la misma zona, había influido muy negativamente en la vida social del barrio, ya que el trasiego de compradores era constante durante las 24 horas del día, ocasionando molestias a los vecinos. La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Estupefacientes de Policía Judicial de la Comisaría de Móstoles, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.