Cifuentes y Aguado exhiben estabilidad de un gobierno en minoría

El 85,5% de las exigencias del pacto ya esté aprobado o en vías de hacerlo

Cifuentes: "Se puede gobernar en minoría con estabilidad, con muchísimo diálogo y, sobre todo, desde la moderación"

Tacha el acuerdo de investidura con C's de "prueba piloto" hacia una "nueva cultura política"

Aguado exige a Cifuentes desglosar las partidas de los presupuestos de 2017 si quieren negociarlas

madrid

| 22.07.2016 - Actualizado: 10:43 h
REDACCIÓN

Cristina Cifuentes y el portavoz de C's en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, han exhibido la estabilidad y, a la vez, alto nivel de exigencia que se puede lograr con un gobierno en minoría, y han coincidido en que es posible una nueva forma de hacer política con resultados positivos para los ciudadanos.

Cuando se cumplen 13 meses de la firma del acuerdo de 76 puntos que permitió a Cifuentes ser investida, y al mismo tiempo que Mariano Rajoy busca apoyos para poder volver a ser presidente, la presidenta regional y el líder de C's en la Comunidad se han reunido para analizar el grado de cumplimiento de su pacto.

Ambos han explicado que hasta ahora se han cumplido 26 puntos (el 34,2 %) y otros 39 puntos ya están en marcha (el 51,31 %), lo que hace que el 85,5 % de las exigencias del pacto ya esté aprobado o en vías de hacerlo, un porcentaje que los dos consideran satisfactorio, sobre todo porque se está traduciendo en mayores cotas de bienestar para los madrileños.

"Así se puede, así se debe hacer. Lo entendimos hace más de un año y el resultado de este acuerdo es, en términos generales, bastante positivo", ha dicho Cifuentes, que ha añadido que este pacto sirve "si no como modelo, sí como demostración de que se puede gobernar en minoría con estabilidad, con muchísimo diálogo y, sobre todo, desde la moderación".

Esta "prueba piloto", como la ha definido Cifuentes, viene a demostrar que se puede "implantar poco a poco una nueva cultura política".

"Ya se terminaron los tiempos de las mayorías absolutas; los ciudadanos han dicho de manera muy clara que tenemos que llegar a acuerdos, que hay que gobernar de esa manera", ha insistido Cifuentes, que ha recordado que el cumplimiento de los pactos "siempre es cosa de dos" y "cuando hay compromiso y lealtad por ambas partes, no hay ningún obstáculo".

11 DE LOS 76 PUNTOS DEL ACUERDO AUN PENDIENTES

Sólo 11 de los 76 puntos del acuerdo con Ciudadanos no se han puesto en marcha aún, el 14,47%, entre los que están algunos de los compromisos más importantes, según Aguado, que tienen que ver con las reformas que a su juicio necesita la Comunidad de Madrid.

Aguado ha incidido en que su partido permite que haya un Gobierno pero a cambio "de acuerdos y reformas concretas", y sobre todo ejerciendo una exigente labor de control y fiscalización.

Resultado de esta actitud es, ha dicho, que hoy no haya diputados imputados por delitos de corrupción, "algo impensable hasta hace un año", que no se hayan subido los impuestos -ni se vayan a subir en toda la legislatura- o que se hayan ajando un 20% las tasas de las escuelas infantiles.

Con todo, ha recordado ese casi 15% del pacto aún sin cumplirse, y como ejemplo ha criticado que aún no llegue financiación suficiente a las pymes, que los cheques formación no lleguen a los parados, o que Telemadrid siga bloqueada. Pero a la vez que útiles y contundentes en la oposición, Ciudadanos ha querido ser un partido "responsable", permitiendo que haya estabilidad y "sobre todo" trabajando para que haya "cambios y reformas".

"Quedan muchos puntos en los que seguir trabajando. Queda una etapa muy bonita de legislatura", ha recalcado Aguado, que ha puesto el acento en el hecho de que con sólo 17 diputados su formación pueda condicionar a todo un gobierno y leyes tan importantes como la de los presupuestos.

Y en este punto, ha aprovechado para advertir a Cifuentes de que Ciudadanos no se sentará a negociar los presupuestos para 2017 a menos que se cumplan tres condiciones: que las cuentas aparezcan con el máximo desglose posible (para evitar que se presenten enmiendas con gran desconocimiento de algunas partidas); que se presenten en un formato editable, y no un pdf que dificulta la labor de la oposición; y que el Gobierno se comprometa a cumplir las 20 enmiendas de C's a los presupuestos de 2016.

"Mientras no tengamos un calendario de fechas específicas que indique cuándo van a finalizar los plazos y, por tanto, su entrada en funcionamiento, desde Ciudadanos no nos planteamos sentarnos a negociar unos nuevos presupuestos", ha aseverado Aguado, porque hay que evitar que "se acumule una montaña de compromisos incumplidos donde los principales perjudicados son los madrileños".

"Lo anunciamos hoy para que la Consejería tenga tiempo para preparar los presupuestos desglosados y en un nuevo formato, que nadie diga que no ha habido tiempo", ha advertido. Si se cumplen estas tres exigencias, ha seguido diciendo, Ciudadanos se sentará a negociar "con lealtad y responsabilidad" las cuentas del año próximo, "pero exigiendo cambios, no permitiendo juegos de mala política".