Cifuentes promete "llegar hasta el final" en el caso del menor que se suicidó en Leganés

Se reúne el lunes con los padres del niño y se compromete a "reabrir" el caso

madrid

| 24.01.2016 - Actualizado: 00:31 h
REDACCIÓN

La presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reiterado su voluntad de llegar "hasta el final" para aclarar el caso del niño de 11 años que se suicidó denunciando en su carta de despedida haber sufrido acoso escolar, y se ha comprometido a reabrir la investigación para saber si hubo indicios de tal acoso.

Cifuentes ha señalado que su Gobierno no tiene constancia de que hubiera denuncias de este caso previas al suicidio del niño, en octubre de 2015. No obstante, se ha comprometido a reabrir la investigación de la inspección de servicios para ver si había algún indicio para sospechar que estaba sufriendo acoso".

Ha recordado que el próximo lunes se reunirá con los padres del menor, a los que trasladará su cariño y su disposición a ayudarles para "llegar hasta el final", tanto en su caso como en cualquier otro de acoso escolar.

A este respecto, ha instado a los menores que sufran acoso a contárselo a alguien padres, hermanos, amigos o profesores, porque "lo terrible es que cuando no se conoce, es casi imposible actuar".

La Asociación Madrileña contra el Acoso Escolar (Amacae) ha asegurado esta semana que ha recibido denuncias de otras tres familias cuyos hijos han sufrido acoso escolar en el Colegio Nuestra Señora de los Ángeles, de Madrid, donde estudiaba el niño de 11 años Diego González que se suicidó en octubre pasado en Leganés.

Una de las denuncias, según Amacae, es posterior a la muerte de Diego, mientras que las otras dos se han recibido en los últimos cuatro años, han dicho a Efe fuentes de la asociación creada hace dos años para atender a las familias de víctimas de acoso en la región y que también recibe peticiones de asesoramiento de otras CCAA.

La dirección del colegio ha asegurado hoy, en un comunicado, que no tiene constancia de que el caso de Diego González haya sido motivado por acoso escolar, ya que "nadie del entorno del menor había informado al centro del hecho de que el alumno no quisiera acudir al centro o que pudiera tener cualquier conflicto".

El colegio hace referencia a un supuesto caso de acoso sufrido por una niña y mencionado por la prensa, y explica que la sentencia del recurso de apelación interpuesto por los representantes legales de la menor, notificado el día 20 de noviembre de 2015, ha resultado favorable para el colegio.

El centro educativo dice en su nota que "no obstante", seguirá trabajando para "mejorar los protocolos de actuación de tolerancia cero contra el acoso escolar", y reitera su "compromiso con los valores de respeto, dignidad y convivencia propios de nuestro proyecto educativo".

También dice la dirección del colegio que desde el primer momento ha acompañado y apoyado a la familia de Diego González, y ha colaborado con la Inspección Educativa, la Policía y otras autoridades, facilitando toda la información solicitada para esclarecer los hechos.

El suicidio del niño ha vuelto a ocupar la actualidad después de que saliera publicada una carta que la Policía recogió en la vivienda del niño en la que este escribió a sus padres que no aguantaba ir al colegio y que no había "otra manera para no ir".