Los 21 detenidos por la reyerta pasarán este martes a disposición judicial

Seis cuentan con antecedentes y más de la mitad pertenecen a Riazor Blues

La autopsia confirma que el hincha fallecido sufrió un fuerte golpe en la cabeza y otras lesiones

El Deportivo alertó a la Policía de que "al menos" un autobús de Riazor Blues viajaba a Madrid

madrid

| 01.12.2014 - Actualizado: 17:30 h
REDACCIÓN

Francisco Martínez, secretario de Estado de de Seguridad, ha confirmado, tras la reunión de la Comisión Antiviolencia, la cifra de 21 detenidos, la mayor parte pertenecientes al grupo Riazor Blues, tras la reyerta en la que este domingo perdió la vida un seguidor del Deportivo en Madrid.

De los 21 detenidos, que están prestando declaración en dependencias policiales, 12 pertenecen a Riazor Blues (grupo ultra de seguidores del Deportivo), 6 al Frente Atlético, 2 a Bukaneros (ultras seguidores del Rayo Vallecano) y 1 del Alkor Hooligans (Alcorcón).

Tras confirmar la identificación de un total de "noventa personas", el secretario de Estado de Seguridad no descartó que el número de detenidos aumente en las próximas horas. Por estar "la investigación judicial y policial abierta", Martínez evitó "cometer la imprudencia" de desvelar si entre los 21 detenidos se encuentra el responsable de la única víctima mortal de la reyerta, un aficionado del Deportivo de la Coruña de 43 años.

"A veinticuatro horas de los hechos", apuntó Martínez, "debemos ofrecer datos lo menos comprometedores posibles". "No podemos poner en peligro la investigación ni cometer la imprudencia de decir algo que no se pueda confirmar", remarcó.

El secretario de Estado de Seguridad explicó que sobre las 8:45 horas de la mañana se produjo el enfrentamiento entre "personas con palos, vestidos con ropa de color oscuro y cabeza rapada", algunos de ellos con camisetas del Deportivo de la Coruña.

Antes de que los miembros y fuerzas de seguridad del Estado consiguieran reducir la pelea, en la que estuvieron implicadas "unas doscientas personas", un componente de la dotación fue "increpado y agredido por algunos de los alborotadores", añadió.

EL DEPORTIVO ALERTO A LA POLICIA DE QUE AL MENOS UN BUS VIAJABA A MADRID

El Deportivo de A Coruña alertó a la Policía de que "al menos" un bus de Riazor Blues viajaba a Madrid, coincidiendo con el partido que enfrentaba al equipo coruñés con el del Atlético de Madrid, según han confirmado a Europa Press fuentes del club.

Mientras, vecinos de la víctima mortal han calificado al hincha del Deportivo, Francisco Javier Romero Taboada, de 43 años, fallecido después de una pelea entre aficionados radicales del Atlético y del equipo gallego, como una "persona conflictiva". "Le gustaba la bronca", ha resumido uno de ellos.

Desde el club, cuyos jugadores han hecho un parón durante el entrenamiento en Abegondo (A Coruña), han vuelto a reiterar su condena a este tipo de actos y han lamentado también la muerte de una persona.

Además, han confirmado que el director de Seguridad del Deportivo alertó a la Policía de que "al menos" un autobús de los Riazor Blues, peña al que pertenecía el fallecido, viajaba a Madrid. Desde el club han rechazado que se les vendiese las entradas, pero han precisado que, al tener conocimiento de que se desplazarían a la capital española, avisaron a la Policía.

Preguntados sobre si el club prepara algún acto o adoptará alguna decisión tras lo acontecido este domingo, han manifestado que esta cuestión se analizará "cuando se reúna el consejo de administración". Esta reunión se producirá, no obstante, "en cuanto sea posible", teniendo en cuenta, además, según han precisado, que este miércoles el Deportivo juega en la ciudad herculina contra el Málaga.

"HERMETISMO"

Los locales próximos al Estadio de Riazor, donde se suelen reunir los Riazor Blues, permanecían cerrados este lunes y en los que estaban abiertos, los clientes evitaban hacer declaraciones. "Ya bastante tenemos", ha asegurado a Europa Press una de las personas que se encontraba en uno de ellos. "Que hable la Policía", ha apostillado.

Este mismo hermetismo se vivía en la zona donde residía el fallecido, en el centro de la ciudad, próxima a la plaza de María Pita.

Algunos vecinos aseguraban que solo veían a la víctima por la calle, a veces con su hijo de 4 años -fruto de su segunda pareja- en una plaza próxima, pero que no llegaron a hablar nunca con él.

Otros, por el contrario, lo han calificado como una persona "conflictiva". "Le gustaba la bronca", ha señalado una de las pocas residentes en la zona que ha querido hacer declaraciones y que, incluso, ha asegurado que llegó a sufrir "agresiones verbales" por parte del fallecido.

150 ANTIDISTURBIOS

Las valoraciones de riesgo de los partidos se hacen en función de los datos con los que cuentan las brigadas provinciales de Información de la Policía Nacional y con los que le facilitan los clubes de fútbol de los respectivos equipos en cuestiones, por ejemplo, como las entradas vendidas.

La Dirección General de la Policía estableció un despliegue que constaba de tres Grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), lo que en la práctica no llega a 150 agentes antidisturbios, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Esta cifra es considerablemente menor a la que se hubiese desplegado en caso de que el partido se hubiese declarado de alto riesgo como es el caso de partidos que enfrentan a equipos de la misma ciudad o con rivalidades históricas. También se da ese caso ante desplazamientos a España de algunas aficiones europeas con motivo de partidos internacionales, especialmente desde Italia, Inglaterra y Holanda.

El ser considerado de bajo riesgo el Atlético de Madrid- Deportivo de La Coruña de este domingo, esos tres grupos comenzaron a desplegarse un par de horas antes del partido cuando la pelea ya se había iniciado.

La tesis policial es que los grupos concertaron en el encuentro vía WhatsApp. El hecho de que no se organizasen a través de una fuente abierta como podría ser Twitter, Facebook o foros de Internet dificultó la investigación policial previa.

Además, el enfrentamiento contó con la presencia de otros grupos radicales como los 'Bukaneros' del Rayo Vallecano y los Alko Hoolligans, de Alcorcón, según la Policía. Los Bukaneros emitieron horas después un comunicado negando su participación en los hechos.