Cifuentes pide "colaboración" a "todas las fuerzas" para conseguir "un Gobierno estable"

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid cree ahora que no es momento de celebrar un congreso popular en Madrid

madrid

| 25.05.2015 - 01:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha pedido hoy colaboración a "todos" los partidos que han obtenido representación en las elecciones autonómicas para conseguir un Gobierno "estable" y llevar a cabo su nuevo proyecto para la región.En una comparecencia ante la prensa en la sede de su partido en la calle Génova, que se ha producido cuando se ha escrutado el 96 % del voto, Cifuentes ha expresado su compromiso para colaborar con el resto de formaciones para hacer que Madrid siga siendo el motor de la economía de España con el objetivo de crear empleo.

Acompañada por sus números dos y tres, Ángel Garrido y Jaime González Taboada, y el director de su campaña, Juan Carlos Vera, todos ellos visiblemente satisfechos, la candidata ha asegurado que quiere dirigirse "en principio" a "todos" los partidos -PSOE, Podemos y Ciudadanos- aunque entiende que "un acuerdo estable será más fácil con los partidos con los que hay mas coincidencias ideológicas -en este caso Ciudadanos-.

Ha subrayado que "lo importante ahora es poder formar un gobierno estable y poder empezar a trabajar por los madrileños" y para ello ha asegurado que no se cierra "a nada", desde lograr la investidura mediante la abstención de alguno de los grupos hasta tener el apoyo "explícito" de uno de ellos o incluso formar "un gobierno de coalición".

Preguntada si ahora se arrepiente de haber sido dura con Ciudadanos durante la campaña ha contestado negando que haya sido una campaña dura y señalando que "el debate se ha centrado en propuestas y en programas".

Sí ha reconocido que "ha habido críticas" hacia propuestas concretas pero no "descalificaciones por parte de nadie" y ha añadido: "es cuestión de hablar y de llegar a acuerdos. Dos no acuerdan si uno no quiere pero hay uno, que somos nosotros, que sí queremos".

Por otro lado, Cifuentes no ha querido sacar de su victoria consecuencia para el futuro del PP regional que preside Esperanza Aguirre, vencedora en el Ayuntamiento pero con peor escenario en cuanto a acuerdos.

En este sentido ha dicho que el PP de Madrid tiene "una presidenta elegida en un congreso de manera muy mayoritaria por los afiliados del Partido Popular" y que "no es el momento ni mucho menos".

"Cuando llegue el momento ya veremos si quiere presentarse o quién quiere presentarse. Como dijo Julio César, cuando lleguemos a ese río cruzaremos ese puente".Ahora mismo, ha insistido, solo le "preocupa" "poder formar gobierno" y no se plantea "ninguna otra cuestión".

Eso si, ha apuntado que "quizás en los próximos días habrá que analizar por qué en unos sitios los resultados han sido más propicios al Partido Popular que en otros".

Al respecto, Cifuentes ha argumentado, sin mencionar nombres: "antes que pensar que haya algún compañero o compañera mío que haya podido cometer algún error prefiero pensar que nosotros hemos podido quizás llegar a un numero mayor de madrileños".

Tampoco ha querido relacionar los resultados generales del PP con la dirección de Mariano Rajoy y, tras recordar que ella no es miembro del Comité Ejecutivo Nacional, se ha mostrado "segura" de que el presidente del partido "hará lo que tenga que hacer como siempre ha sido".

Centrada en Madrid, Cifuentes ha manifestado: "el viento lo teníamos de cara y a pesar de ello hemos conseguido llegar a un millón de madrileños que han confiado en nosotros".

Por ese resultado, la candidata se ha declarado "muy honrada y muy satisfecha de no haber defraudada la confianza" que depositó en ella su partido hace unas semanas.

Ha reconocido que su elección por la dirección del PP era "un salto en el vacío" y "una apuesta arriesgada" porque no deja de ser "una persona nueva", aunque ha opinado que esa apuesta "ha salido bien".