Cifuentes no hará huelga el 8 de marzo y tilda de "chorrada descomunal" el debate de 'portavoza'

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha propuesto hoy un pacto por la regeneración democrática que incluya un código ético unificado para todas las formaciones políticas de la región con representación parlamentaria, de manera que éstas tengan el "mismo nivel de exigencia". En un desayuno informativo organizado por Europa Press, Cifuentes ha anunciado la convocatoria "en los próximos días" de una reunión con los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid (PP, PSOE-M, Podemos y Ciudadanos) para poner en marcha "un pacto por la regeneración democrática y la transparencia".

madrid

| 18.02.2018 - 08:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, no hará huelga el próximo 8 de marzo y tilda de "chorrada descomunal" el debate abierto de 'portavoz' y portavoza' que abrió la portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero.

"No voy a ir a la huelga porque el 8 de marzo es el Día de la mujer trabajadora, además del cumpleaños de mi hija que para mí es casi más importante", ha desvelado Cifuentes en una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press.

No obstante, Cifuentes ha señalado que cree en el derecho de huelga, un derecho "constitucional" y recogido en la propia Carta Magna "para ejercerlo" pero considera que "cuando uno plantea una huelga tiene que tener razones fundadas para hacerlo más allá del puro desgaste político" que le da a ella "que es lo que se pretende".

Y es que Cifuentes cree que "en ocasiones" cuando se plantean determinadas convocatorias de huelga "en determinados momento detrás hay un componente político". Seguidamente ha dicho que cualquiera "tiene perfectísimo derecho a ir a la huelga y manifestarse". "Pero hay cierto oportunismo político", ha apostillado.

Preguntada por la polémica de la 'portavoza', Cifuentes ha indicado que le parece "una chorrada descomunal" poner el foco en algo "para llamar la atención". A su juicio, "si una persona quiere trabajar en puestos de responsabilidad a favor de la igualdad, lo tiene que hacer con medidas efectivas". "Lo del lenguaje es una cosa que roza el ridículo más absurdo", ha añadido, para insistir en que es su "opinión" y que la ofrece en virtud de su "libertad de expresión".

Sobre las declaraciones a propósito de la brecha salarial que hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista radiofónica, Cifuentes considera que "se sacó un poco de contexto porque más allá de las palabras, los hechos demuestran que están trabajando a favor de la igualdad".